miércoles, 15 de marzo de 2017

Quiroga experimenta con turistas una futura ruta del parque geológico

En primavera y otoño está previsto organizar recorridos guiados por el itinerario del pliegue de Campodola

FRANCISCO ALBO 
QUIROGA / LA VOZ 15/03/2017 12:38

El parque geológico Montañas do Courel solo es por ahora un proyecto que impulsan conjuntamente los municipios de Quiroga, Folgoso do Courel y Ribas de Sil. Pero el museo de geología de Quiroga ya está experimentando con visitantes reales la que será una de las principales rutas del futuro geoparque. En una fecha que aún no está fijada -entre finales de mayo y primeros de junio- se organizará un recorrido guiado por un itinerario que discurre junto al plegamiento de Campodola. La iniciativa coincide con el quinto aniversario de la declaración de este paraje geológico como monumento natural, que fue aprobada por la Xunta en abril del 2012.

Según explican los responsables municipales, en la primavera del año pasado ya se realizó una primera experiencia de este tipo. Acudieron cerca de veinticinco personas, la mayoría de las cuales procedía de otras localidades. La respuesta se consideró satisfactoria, por lo que se decidió repetir la convocatoria este año. En función de cómo resulte esta nueva experiencia, se estudiará la posibilidad de preparar otra para el otoño, que podría incluir más actividades.

La intención del Ayuntamiento es consolidar estas iniciativas y seguir organizándolas todos los años, además de ampliarlas a otras zonas de interés geológico del municipio. De esta forma se pretende que Quiroga cuente con algunas rutas bien asentadas y conocidas cuando sea creado el geoparque, lo que puede llevar algún tiempo.

Actividades divulgativas

Cuando el geoparque sea una realidad, sus gestores tendrán necesariamente que organizar rutas de visita y diversas actividades divulgativas, ya que esta es una de las principales funciones de estos espacios. «Entonces habrá que plantear las cosas de otra manera -apuntan a este respecto desde el museo de Quiroga-, porque estas actividades las tendrán que promover conjuntamente los tres ayuntamientos que forman la asociación Montañas do Courel».

La ruta que será recorrida en primavera -indican por otro lado desde el museo geológico- presenta el inconveniente de que es lineal, es decir que no acaba y empieza en el mismo lugar. Tiene unos 8,5 kilómetros y discurre entre la aldea de Leixazós y Quiroga. El recorrido dura en torno a cuatro horas. Los organizadores se encargarán de transportar a los participantes en autobús hasta el punto de partida.

Otra ruta de senderismo que pasa también por el plegamiento de Campodola, por el contrario, es un recorrido circular que empieza y acaba en la capital de municipio. Pero al mismo tiempo es considerablemente más largo que el que parte de Leixazós, ya que supera los veinte kilómetros de longitud. Hace unos años el Ayuntamiento organizó un recorrido guiado por esta ruta. Dependiendo del interés que despierten de ahora en adelante las iniciativas turísticas relacionadas con el patrimonio geológico de la comarca, cabe la posibilidad de que se potencie igualmente este otro itinerario.

La iniciativa pretende ayudar a popularizar las visitas a estos parajes
Las excursiones educativas del Proxectoterra se incrementan de nuevo este año

En los cinco años transcurridos desde que adquirió el rango de monumento natural, el pliegue de Campodola ha atraído a un número cada vez mayor de visitantes. El Ayuntamiento no tiene forma de saber cuántas personas pasan por el mirador que permite observar esta formación, pero sí lleva la cuenta de los visitantes del museo geológico, que crece de año en año. Muchos de ellos, sobre todo cuando son visitas de grupos, van a ver el pliegue después de pasar por el museo. Durante el año pasado, por el centro pasaron más de 3.000 personas, al igual que por el museo etnográfico municipal.

Tanto los museos como el mirador geológico, por otro lado, forman parte de los recorridos para centros educativos que se organizan dentro del programa Proxectoterra, organizado por el Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia y cofinanciado por la Consellería de Medio Ambienete. Durante el pasado curso, por estos lugares pasaros siete excursiones -de dos días de duración cada una- en las que participaron unos 350 alumnos de enseñanza primaria y secundaria. Para este curso fueron solicitados nueve recorridos. El primer año que la comarca fue incluida en estos itinerarios hubo cuatro excursiones.

Todas estas actividades, junto con los diferentes recorridos turísticos organizados por los lugares de interés geológico de la comarca, figurarán en la memoria que los tres ayuntamientos presentarán en su momento a la Unesco para pedir el ingreso en la red mundial de geoparques.



viernes, 3 de marzo de 2017

Una mina romana hallada en un Courel todavía muy aislado

El yacimiento de A Toca fue descubierto hace cuarenta años entre importantes dificultades

FRANCISCO ALBO 
QUIROGA / LA VOZ 03/03/2017 05:00

El patrimonio arqueológico de la sierra de O Courel, aunque todavía está muy poco investigado, es hoy ampliamente conocido y forma parte de los atractivos turísticos del territorio. Eso era algo que estaba aún muy lejos de suceder hace cuarenta años. Fue en 1977 cuando se anunció el hallazgo de la mina aurífera de A Toca, actualmente considerada como uno de los grandes monumentos de la minería romana del sur lucense.

La primera noticia del hallazgo publicada en La Voz apareció a finales de julio de ese año.

La mina no era mencionada aún por su nombre. El hallazgo fue realizado por un equipo dirigido por el prestigioso arqueólogo jiennense José María Luzón Nogué, que durante unos años -entre 1975 y 1979- fue profesor agregado de la Universidade de Santiago. La información explicaba que los resultados científicos del descubrimiento se darían a conocer en un congreso arqueológico de ámbito nacional que debía celebrarse en Lugo a finales de septiembre de ese año.

Dos campañas

El hallazgo fue realizado en la primera de las dos campañas arqueológicas -la segunda fue en 1979- que fueron coordinadas en esa época en la sierra por Luzón Nogué y por Francisco Javier Sánchez-Palencia. Los resultados de las dos campañas se expusieron en un libro publicado en 1980 por el Ministerio de Cultura. Apareció en una colección sobre investigaciones arqueológicas bajo el título de El Caurel. Los autores del estudio señalaron que los trabajos de campo se habían realizado en medio de importantes dificultades debido al fuerte aislamiento que aún padecía por entonces la sierra. La única carretera asfaltada era la que enlaza Seoane y Folgoso con Quiroga, y la maleza hacía que muchas áreas de interés arqueológico fuesen casi o totalmente inaccesibles. Un incendio forestal que se produjo por entonces en la zona facilitó la labor de los arqueólogos, ya que puso al descubierto las construcciones de varios castros que de otra forma no habrían podido examinar de cerca. En otros casos hubo que utilizar fotografías aéreas para identificar estas estructuras.

Teléfono a 20 kilómetros

La información publicada en 1977 en este diario indicó que la primera campaña arqueológica tuvo cerca de un mes de duración y que los que tomaron parte en ella habían estado «prácticamente aislados» durante ese tiempo. Añadía que el pueblo más próximo con teléfono del que disponían los investigadores -sin precisar de cuál se trataba- estaba a unos veinte kilómetros del yacimiento.

Pese a estos problemas, las dos campañas sirvieron para poner al descubierto un patrimonio arqueológico de gran valor que hasta entonces era desconocido. Los investigadores apuntaron en el mencionado libro que estos trabajos había conseguido «incorporar a la arqueología de Galicia una zona de la que hasta la fecha no sabíamos prácticamente nada». Junto con la mina de A Toca se identificaron otras seis explotaciones mineras romanas, entre las que destacan las de Torubio y Millares. Fueron también catalogados veinticuatro castros y se puso de relieve la estrecha relación entre estas poblaciones y la antigua actividad minera. Los arqueólogos sugirieron que estos castros fueron habitados por trabajadores indígenas de las minas y legionarios que vigilaban el territorio.

Sin embargo, aunque este conjunto de yacimientos es hoy mucho mejor conocido que hace cuarenta años, desde entonces no avanzaron mucho las investigaciones arqueológicas sobre el terreno. La iniciativa más destacada fue la excavación parcial del castro de A Torre o de Sobredo, a mediados de los años 90. En otros yacimientos solo se han realizado de forma ocasional tareas de desbroce de la maleza.

Un patrimonio de gran valor para el futuro geoparque

La mina de A Toca y otros yacimientos arqueológicos de la sierra de O Courel que fueron estudiados por primera vez en las campañas de 1977 y 1979 están hoy señalizados e integrados en las rutas turísticas. Estos parajes forman actualmente parte de los recursos potenciales del parque geológico que pretenden crear los municipios de Folgoso do Courel, Quiroga y Ribas de Sil. Los rastros de la minería antigua son elementos de especial interés al diseñar los geoparques integrados en la red internacional que respalda la Unesco.

Los yacimientos arqueológicos no son el único aspecto del patrimonio de O Courel que comenzó a ser estudiado en profundidad en la década de los 70. En esa época, biólogos vinculados a la Universidade de Santiago empezaron a desarrollar también los modernos estudios científicos sobre la vegetación de la sierra, que tuvieron como único precedente los trabajos del sacerdote y botánico Baltasar Merino a principios del siglo XX.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2017/03/03/mina-romana-hallada-courel-aislado/0003_201703M3C5991.htm

viernes, 24 de febrero de 2017

O Courel rebajará un 90% el IBI a las familias numerosas

Dentro de un paquete de medidas de fomento de la natalidad

C.C. 
MONFORTE / LA VOZ 24/02/2017 05:00

El Ayuntamiento de Folgoso do Courel aplicará bonificaciones en el cobro del impuesto de bienes inmuebles (IBI) a familias numerosas y a los propietarios de inmuebles utilizados como granjas o para cualquier otra actividad económica considerada de interés público. Estas medidas forman parte de un paquete de medidas que persiguen frenar la despoblación del municipio, que incluye además subvenciones a la asociación de padres del colegio local y ayudas para la compra de libros de texto.

Los cambios que quiere aplicar el Ayuntamiento en el IBI incluyen dos tipos de bonificaciones. Una que supone una rebaja del 95% para los inmuebles utilizados para explotaciones agrícolas o ganaderas o cualquier otro tipo de actividad económica que sean declaradas de especial interés por el Ayuntamiento. La segunda rebaja será del 90%, y la podrán pedir los propietarios que formen parte de familias numerosas.

Estas propuestas serán presentadas por el grupo municipal del PP en el pleno que está convocado para hoy. Incluyen también, entre otras medidas, la aprobación de subvenciones por valor de 500 euros al colegio Poeta Uxío Novoneyra y de 2.500 euros para la asociación de padres de este centro. Este año habrá también una partida de 2.500 euros para el fomento de la natalidad y otra de 1.500 euros para la compra de libros de texto y material escolar en educación infantil

viernes, 27 de enero de 2017

Llega el centenario del primer botánico de la sierra de O Courel

En 1917 falleció Baltasar Merino, que reveló la excepcional riqueza de la vegetación de este territorio

FRANCISCO ALBO 
MONFORTE / LA VOZ 27/01/2017 05:00


El próximo 3 de junio se cumplirá un siglo del fallecimiento del sacerdote jesuita y botánico Baltasar Merino y Román, el primer científico que estudió la flora de la sierra de O Courel y que llamó la atención sobre el excepcional valor del bosque de la Devesa da Rogueira. Este año se cumple también un siglo desde la aparición de la última publicación de Merino, Adiciones a la flora de Galicia. Este libro es un complemento de la obra más importante del investigador, la Flora descriptiva e ilustrada de Galicia, que fue editada en tres volúmenes entre 1905 y 1909. Este importante trabajo fue reeditado en facsímil por La Voz de Galicia en 1980. Junto con otras obras de este autor, además, fue digitalizada en su totalidad y editada en el portal del Real Jardín Botánico de Madrid.

La Flora descriptiva de Merino no fue la primera obra dedicada al estudio general de la vegetación del territorio gallego. Con anterioridad, en 1852, había aparecido el Ensayo de una flora fanerogámica gallega, del catalán José Planellas Giralt, catedrático de historia natural de la Universidade de Santiago. Sin embargo, esta obra está más enfocada al uso medicinal de las plantas que al estudio científico de la flora y, según indican diversos especialistas, ofrece un valor muy limitado. La obra de Merino, por el contrario, destaca por su rigor y su calidad y ha servido de base para muchos otros investigadores. También figura entre las principales fuentes utilizadas desde entonces para elaborar los mayores inventarios de la flora ibérica y europea.

Numerosas citas

En la obra de Merino fueron catalogadas en total 1.854 especies de plantas que el investigador identificó en sus recorridos por Galicia. En una gran parte de los casos, él fue quien las describió por primera vez en este territorio. Los tres tomos de la Flora descriptiva contienen en total 177 referencias a la vegetación de la sierra de O Courel, que también aparece en las Adiciones a la flora de Galicia y en otro trabajo que el científico publicó bajo el título de Viajes de herborización por Galicia en los años 1900 y 1901. Cabe señalar que el científico utilizó siempre la forma Courel y no Caurel. En sus visitas recorrió territorios vecinos, como la sierra de O Incio y el valle del Lóuzara, del que también destacó su riqueza botánica.

Como hizo en otras partes de Galicia, Baltasar Merino realizó sus viajes por por O Courel a lomos de caballerías y hospedándose en las casas de los párrocos locales. En sus diferentes obras llamó la atención sobre la gran diversidad de especies vegetales que se pueden encontrar en este territorio, donde con anterioridad a él no se había llevado a cabo prácticamente ningún estudio científico, ni en botánica ni en otras disciplinas. Una buena parte de las plantas que describió en la sierra fueron localizadas en la Devesa da Rogueira, que definió en Viajes de herborización como «conjunto de maravillas» y como «aquella selva que, contando siglos de vida, conservaba como nuevas las galas de su primera edad». Con todo, lamentó no haber podido estudiar más extensamente este bosque, debido a las dificultades de acceso y al fuerte aislamiento que por entonces padecía la zona.

Una vocación tardía que empezó con la observación meteorológica

Aunque destacó ante todo por sus investigaciones en el terreno de la botánica, Baltasar Merino se interesó por esta actividad científica ya bien entrado en la edad adulta. Tenía 37 años cuando fue destinado al colegio de jesuitas de A Guarda -hoy abandonado- y empezó realizando observaciones meteorológicas, sobre las que publicó diversos trabajos. A partir de ahí se interesó por la botánica. Su primer estudio en este campo, Algunas plantas raras que crecen espontáneamente en las cercanías de La Guardia, apareció en 1895.

Las investigaciones de Merino lo llevaron a relacionarse con el célebre naturalista gallego Víctor López Seoane y con otros científicos de la época. En sus recorridos por Galicia reunió un herbario con miles de ejemplares que hoy está disperso en diferentes instituciones.

De Burgos a América y a Galicia

Nacido en 1845 en Lerma, en la provincia de Burgos, Baltasar Merino ingresó en la orden jesuita cuando contaba solo 15 años de edad. Cursó primeramente estudios de filosofía y cuando los terminó fue enviado a La Habana para enseñar retórica en un centro educativo de esta compañía religiosa, donde permaneció tres años. Después estudió teología en Baltimore, en el estado norteamericano de Maryland. Cuando se completó su ordenación fue nombrado profesor en un seminario de Puerto Rico. Su salud no soportó el clima de la isla y fue destinado finalmente a un colegio de A Guarda. En esta localidad residiría el resto de su vida, desarrollando una intensa actividad científica que lo llevó a recorrer gran parte del territorio gallego

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2017/01/27/llega-centenario-primer-botanico-sierra-courel/0003_201701M27C12991.htm

El Ayuntamiento de O Courel prepara un plan de ayudas para incentivar la natalidad

El gobierno local pretende incluirlo en los presupuestos de este año

QUIROGA / LA VOZ 27/01/2017 05:00

El gobierno local de Folgoso do Courel prepara un programa de fomento de la natalidad en el municipio que comprenderá ayudas directas a las familias y que se pretende incluir en los presupuestos de este año. La medida fue anunciada por la alcaldesa Dolores Castro, quien afirmó además que en breve plazo se abrirá en el municipio una pequeña guardería habilitada por la Xunta para cuya apertura se dieron «todas as facilidades» por parte del Ayuntamiento.

Por lo que respecta al plan de ayudas para familias, la regidora señala que su objetivo es «loitar contra o despoboamento que está a sufrir O Courel» y «evitar o estancamento e a caída demográfica» mediante la incentivación de la natalidad y de conciliación familiar. Según el último censo del Instituto Nacional de Estadística -con datos correspondientes al 1 de enero del 2016-, el municipio cuenta en la actualidad con 1.060 habitantes.

Apoyo a emprendedores

Por otro lado, Dolores Castro señaló que gobierno municipal está ultimando igualmente una línea de ayudas para nuevos emprendedores -especialmente los encuadrados en el sector de la transformación- que pongan en marcha iniciativas para aprovechar los recursos propios del municipio.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2017/01/27/ayuntamiento-courel-prepara-plan-ayudas-incentivar-natalidad/0003_201701M27C4993.htm

miércoles, 28 de diciembre de 2016

O Courel pide ser «espazo imán» en el plan de promoción de Medio Ambiente

El Ayuntamiento dirigió una solicitud a la consellería en la que destaca el valor del patrimonio natural de la zona


QUIROGA / LA VOZ 28/12/2016 05:00

El gobierno local de Folgoso do Courel se dirigió por escrito a la Consellería de Medio Ambiente para solicitarle que incluya la sierra entre los llamados «espazos imán», es decir, las zonas en las que se centrarán las actuaciones del plan de promoción del patrimonio natural gallego que impulsa este departamento. En la petición, los responsables municipales señalan que el 96% del territorio del municipio está incluido en Red Natura y que está considerado como uno de los principales enclaves de la biodiversidad vegetal en Galicia.

Por otro lado, el gobierno local señala la presencia en la zona de un gran número de cuevas y resalta la especial importancia ambiental del bosque de la Devesa da Rogueira, además de mencionar la existencia de numerosas rutas de senderismo. Por este motivo consideran que la sierra de O Courel debe figurar en el plan de la Consellería de Medio Ambiente para ser promocionado de una forma «independente dos Ancares ou calquera outro territorio».

Futuras inversiones

El proyecto de la Xunta prevé la inversión de unos cuatro millones de euros a lo largo de cuatro años. Las actuaciones previstas estarán focalizadas principalmente en los llamados «espazos imán», dieciséis áreas consideradas como especialmente representativas del patrimonio natural gallego y dotadas de diferentes figuras legales de protección medioambiental.
La intención de la consellería es que la promoción institucional de estos territorios beneficie a las denominadas «zonas de influencia» situadas en su entorno.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2016/12/28/courel-pide-espazo-iman-plan-promocion-medio-ambiente/0003_201612M28C3993.htm

jueves, 22 de diciembre de 2016

El pliegue de O Courel nació para la ciencia hace 55 años

El aniversario coincide con los preparativos de la candidatura al ingreso en la red de geoparques de la Unesco
QUIROGA / LA VOZ 22/12/2016 05:00


Los ayuntamientos de la comarca de Quiroga pretenden dar durante el 2017 un avance significativo en el proyecto de creación del primer parque geológico de Galicia. La asociación Montañas do Courel, formada por los tres municipios, ya contactó con varios expertos que ayudarán a elaborar una memoria para apoyar la presentación de una candidatura de ingreso en la red internacional de geoparques patrocinada por la Unesco. Para preparar la memoria se necesita un apoyo económico que se espera conseguir en los próximos meses de la Xunta o la Diputación.

El año próximo se cumple por otra parte el 55 aniversario de las primeras referencias científicas sobre el pliegue de Campodola, que pueden considerarse como un precedente histórico de las actuales iniciativas relacionadas con el aprovechamiento social, cultural y turístico del patrimonio geológico de la comarca. Según la documentación reunida por el geólogo Juan Carlos Gutiérrez-Marco, las menciones más tempranas datan de comienzos de los años 60. El primero en realizarlas fue el geólogo alemán Wynfrith Riemer, que publicó en 1962 un estudio sobre este territorio bajo el título de Geologie des südöstlichen Provinz Lugo (Spanien), a los que siguieron otros dos en 1963 y 1965. Riemer denominó el pliegue como Caurel-Mulde o sinclinal de O Courel.

En la misma época, el geólogo francés Philippe Matte realizó estudio en este territorio con el asesoramiento del científico gallego Isidro Parga Pondal y publicó dos estudios en 1963 y 1968. Este investigador fue el primero que trazó dibujos de la formación.

Relevancia internacional

Estos primeros trabajos -continuados más tarde por otros investigadores- no tuvieron difusión fuera del ámbito científico y la importancia del sinclinal pasó desapercibida durante mucho tiempo. Pero dieron pie a que en 1983 el Instituto Geológico y Minero de España pidiese que el pliegue se clasificase como punto de interés internacional.

En los primeros años de este siglo empezaron a darse pasos para convertir el sinclinal y otros elementos del patrimonio geológico local en recursos turísticos y educativos. En el 2002, el Ayuntamiento de Quiroga anunció su intención de construir un mirador frente al pliegue de Campdola, que sería inaugurado a comienzos del 2004. Al mismo tiempo, el Instituto Universitario de Xeoloxía de A Coruña propuso a la Asociación Río Lor -que en esa época gestionaba el plan Leader en la zona- la creación de una ruta geológica. En el 2006, la referida entidad editó el primer folleto divulgativo sobre el plegamiento de Campodola.

Otras iniciativas

En diciembre del 2011 se inauguró el museo de geología y paleontología de Quiroga, creado con el apoyo económico del Leader y el asesoramiento del mencionado instituto universitario coruñés.

Al año siguiente se dio un nuevo avance con la declaración del plegamiento de Campodola como monumento natural por parte de la Xunta.

La divulgación de este patrimonio en el ámbito educativo, por otra parte, se aceleró desde el 2014 con la inclusión de la sierra de O Courel en el programa Proxectoterra, del Colexio de Arquitectos de Galicia, que ha llevado a cientos de estudiantes a visitar la zona. En el 2012 y el 2015, asimismo, el grupo de desarrollo local Ribeira Sacra organizó unas jornadas sobre patrimonio geológico y turismo. Por otro lado, la sierra de O Courel sirvió por primera vez en mayo del 2015 como escenario de un «geolodía», unas jornadas divulgativas anuales de la Sociedad Geológica de España. Todas estas iniciativas, según espera la asociación Montañas do Courel, pueden constituir una base sólida para desarrolar el futuro geoparque.

Apoyo en el Congreso a las aspiraciones de la Ribeira Sacra

La comisión de Cultura del Congreso de los Diputados debatió ayer una proposición no de ley presentada por En Marea que solicitaba el apoyo para la candidatura de la Ribeira Sacra a patrimonio de la humanidad. La propuesta fue defendida por el parlamentario Miguel Anxo Fernán Vello y obtuvo la aprobación inicial de todos los grupos, por lo que esta formación política esperaba que al final de la sesión -a última hora de la tarde- fuese aprobada por unanimidad.

Según informaron los representantes de este grupo, Fernán Vello señaló en su intervención que la Ribeira Sacra «leva dúas décadas sendo aspirante á declaración de patrimonio da Unesco» y que su candidatura «é unha das más antigas inscritas na lista indicativa do Estado español». Asimismo -añaden desde En Marea-, el diputado lamentó que «a día de hoxe todo siga diluído en anuncios, xestos, trámites incompletos ou fases varias de paralización».

Un proceso con lista de espera

Los ayuntamientos de Quiroga, Folgoso do Courel y Ribas de Sil son conscientes de que las negociaciones para conseguir el reconocimiento de la Unesco no van a ser fáciles. Por una parte, la presentación de una candidatura para el ingreso en la red mundial de geoparques tiene que ir acompañada de una documentación extensa y preparada con mucho cuidado. Por otro lado, en la actualidad, esta organización solo admite dos candidaturas al año por parte de cada uno de sus estados miembros. Ahora mismo están siendo examinadas dos. Una de ellas fue presentada por la región central de Cataluña y otra por la comarca de Las Loras, entre Cantabria y Castilla y León. A la izquierda, una jornada sobre geología y turismo celebrada en Quiroga en el 2012