lunes, 26 de junio de 2017

Elba, un caso singular en el mapa del genoma humano antiguo

La mujer prehistórica de la montaña lucense destaca en un catálogo mundial difundido en Internet
MONFORTE / LA VOZ 26/06/2017 07:45 H

Un mapa interactivo del genoma humano antiguo aparecido recientemente en Internet pone de relieve la singularidad de Elba, la mujer prehistórica descubierta en la Cova do Uro -de Chan de Lindeiro-, en el límite de los municipios de Pedrafita do Cebreiro y Folgoso do Courel. El mapa fue editado dentro de un proyecto colaborativo promovido por la fundación británica Open Street Map y tiene el objetivo de señalizar e identificar con precisión todos los lugares del mundo donde se encontrado restos humanos prehistóricos de los que se han podido obtener datos genéticos.


El yacimiento donde fueron hallados los huesos de Elba es uno de los veintidós puntos de la Península Ibérica que se catalogaron hasta ahora en este mapa. Su ADN es el único que ha sido inventariado dentro del territorio gallego. Los casos más cercanos en el norte peninsular son los de los yacimientos de La Braña, en León, y la Cueva de los Canes, en Asturias. Por el sur, el lugar más próximo es el de la localidad portuguesa de Ansião, situado en el distrito de Leiria.

Publicaciones científicas

Al pinchar con el cursor del ordenador en los puntos señalizados en el mapa aparece un enlace que lleva a una publicación científica digital en la que figuran los datos genéticos obtenidos en cada uno de estos yacimientos perehistóricos. En el caso de Elba, el enlace conduce a un estudio publicado hace poco tiempo en la revista Current Biology por investigadores de varios países y dedicado a la genética de las poblaciones europeas del Mesolítico, un período de transición entre el Paleolítico y el Neolítico.

Los puntos que marcan la situación de los yacimientos en el mapa, por otro lado, están identificados con diferentes colores, dependiendo de la antigüedad de los restos humanos descubiertos en cada lugar. En Europa occidental son muy escasos los yacimientos de una cronología similar a la de Elba, que vivió hace alrededor de 9.000 años. Dos de ellos se encuentran en las localidades francesas de Iboussières -en el departamento de Drôme- y Ranchot, en el departamento del Jura. Otro yacimiento de esa época está señalado en Falkenstein, en el estado federado alemán de Baden-Würtemberg. Para localizar en el mapa otros casos análogos hay que ir todavía más lejos, a países como Croacia, Serbia, Rumanía o Lituania.

Un referente para el futuro geoparque

La rareza del caso de Elba puede suponer un atractivo muy especial para el proyecto del parque geológico que promueven conjuntamente los ayuntamientos de Folgoso do Courel, Quiroga y Ribas de Sil. El museo municipal quirogués de geología y paleontología -el único de su género en Galicia- ya se ha interesado por albergar la reconstrucción facial en tres dimensiones de la mujer de la Cova do Uro que fue realizada por los investigadores del Instituto Universitario de Xeoloxía de A Coruña.

Los responsables de esta institución, sin embargo, consideran que el museo necesitaría realizar una reforma o una ampliación para poder alojar esta pieza, ya que en la actualidad tiene ocupado todo su espacio disponible. El gobierno local de Quiroga ya manifestó su disposición a buscar una solución para que el centro pueda exhibir de forma permanente la imagen de Elba, estudiando para ello alguna fórmula viable con los científicos del instituto universitario coruñés.

Imagen emblemática

En caso de que la reproducción tridimensional de la mujer del Mesolítico se quede definitivamente en Quiroga, todo apunta a que se convertiría en una imagen emblemática del geoparque que los ayuntamientos de esta comarca pretenden crear bajo el amparo de la Unesco. El hecho de tratarse de un fósil humano de un tipo muy poco común en toda Europa -como indica el mapa mundial del ADN antiguo- confiere a este territorio un singular valor científico y educativo.

domingo, 11 de junio de 2017

Fallece un agente forestal de O Courel que era una institución

Paco López era un funcionario que se convirtió en vecino imprescindible

LUGO / LA VOZ 11/06/2017 12:11

Ayer fue incinerado Francisco de Paula López, (Andalucía, 1953) un histórico guarda forestal de Courel, más conocido como Paco López, tras fallecer en días pasados por causas naturales en su casa de Folgoso. 
Tomó posesión de su plaza de agente el 14 de junio de 1985 y en 32 años de trabajo se convirtió en un profesional muy querido y vecino entrañable. 
Paco López, un auténtico comunista por sus hechos más que por sus palabras, tenía literalmente la casa abierta para todos. 
Lo suyo era ofrecer y regalar sin preguntar. La mayoría de los carteles indicadores realizados en madera tallada que se ven por la comarca de O Courel salieron de sus manos, sin pedir nunca un dinero a nadie por ese sistema de señalización tan útil, bello y ecológico. 
En sus ratos libres hacía casas de piedra en miniatura a escala, aunque en los últimos tiempos los problemas de vista le habían reducido esta capacidad. 
Todos los vecinos de Courel recuerdan que el guarda forestal llegado del sur que se enamoró de la montaña era casi un trabajador social, que iba a buscar una medicina, o un médico o hacía de taxista.

Hoy le recordarán con un homenaje que le tributarán a las 12 de la mañana en la plaza del antiguo concello en Folgoso. Muchos recordarán a este benefactor del Courel, que no llegó a jubilarse por poco en su querida montaña.

lunes, 5 de junio de 2017

Recuerdos de un antiguo esplendor en A Ferrería do Incio

El antiguo balneario no logró recobrar su actividad, pero dejó un rastro profundo que aún perdura





Hace ahora veinte años que fue vendido el hotel balneario de A Ferrería do Incio -que entonces ya llevaba un tiempo cerrado-, uno de los más antiguos y célebres de Galicia. Inaugurado en 1882, fue un importante motor turístico y económico. En torno a él se fueron abriendo cantinas, pensiones y fondas para los agüistas que no se podían permitir una estancia en el hotel. Tras la venta empezaron unas obras de rehabilitación con la idea de reabrir el hotel, pero quedaron paralizadas definitivamente en el 2005. El balneario no ha vuelto a conocer su antiguo esplendor, pero la localidad posee otros atractivos que en la actualidad no son aprovechados a fondo.
CARLOS RUEDAFRANCISCO ALBO
MONFORTE / LA VOZ 04/06/2017 09:34

A Ferrería es una de las poblaciones más singulares del municipio y está catalogada como conjunto etnográfico y Arquitectónico. Buena parte de sus viviendas están construidas sobre elevados peñascos y muchas de ellas poseen amplios corredores y balcones de madera que se asoman sobre el cauce del río Antiga. Este curso de agua se une en el centro del pueblo con el arroyo de Lameiro, lo que acentúa la peculiaridad del paisaje. Un paseo fluvial paralelo al primero de estos ríos permite apreciar mejor todo el connjunto.

Orígenes históricos

El nombre de A Ferrería parece proceder de una antigua industria siderúrgica artesanal -de la que hoy no quedan restos-, que estaría ubicada frente al edifico del hotel balneario. A partir del siglo XVIII pasó a ser propiedad del los condes de Campomanes, que la explotaron hasta finales del siglo XIX, época en la que cerraron la mayoría de las ferrerías lucenses. El 15 de enero de 1884, las aguas ferruginoso-arsenicales del manantial de la localidad fueron declaradas de utilidad pública. Fue entonces cuando la familia Campomanes mandó edificar el hotel. También fueron dueños de la llamada casa palacio, que fue habilitada como hospedaje.

En torno al balneario fueron surgiendo pensiones y fondas como las denominadas Casa de Arriba, Casa de Abaixo, Casa da Vila, Casa da Ponte, Casa do Relojero y Casa da Sucursal, entre otras. Un vecino de A Ferrería, Manuel Armesto, recuerda bien aquellos tiempos, puesto que su familia regentó la fonda de la Casa da Vila. Tenía nueve habitaciones y entre los años 40 y 50 del siglo pasado cobraba a cada agüista -por cama y comida- cinco pesetas diarias. El precio se fue incrementando hasta llegar a cincuenta pesetas al día entre las décadas de 1970 y 1980.

Los visitantes iban a tratarse de diversas dolencias, pero según Manuel Armesto, la mayoría estaban aquejados de problemas de articulaciones y de anemias. «Ao principio de empezar o tratamento, había algunha xente que comía moi pouco -recuerda-, pero aos poucos días de tomar as augas xa pedían na pensión que se lles aumentasen a cantidade de comida no prato».

Prescripción médica

Para tomar las aguas del manantial era necesario que fuese bajo prescripción médica. Un médico de la capital del municipio iba a atender a los pacientes del balneario y él decidía quiénes podían seguir el tratamiento, firmando autorizaciones en papeletas. María Aurora Vide era la encargada de atender a los agüistas y recuerda quque en los mejores tiempos se despachaban hasta mil papeletas al año. Era cuando el hotel funcionaba a pleno rendimiento, en los años 50. Por entonces cada una de aquellas papeletas o pases costaba cien pesetas -la mitad para los niños- y era válida para toda la temporada. Luego los precios fueron aumentando de forma drástica, hasta llegar a 2.000 pesetas.

Son muchos los recuerdos que han quedado en A Ferrería de aquellos años. «Ten vindo xente moi importante a tomar as augas, como a marquesa de Saavedra, un gobernador de Francia, Laureano López Rodó -ministro de Asuntos Exteriores en el franquismo-, a familia de Rajoy e moita máis xente que agora non recordo», cuenta María Aurora. «Tamén viña Manuel Fraga pero só para visitar a Manuel Gasset, o dono do hotel», añade.

DESDE A CRUZ DO INCIO

Hay que salir de la capital municipal por por la carretera que lleva a Hospital do Incio y A Ferrería. Esta última localidad se encuentra a ocho kilómetros de la cabecera del municipio.

domingo, 4 de junio de 2017

O Courel y Os Ancares, un futuro hogar del oso pardo


Los expertos dan por seguro que en los próximos años habrá una población permanente en las sierras lucenses

El nuevo proyecto de conservación del oso pardo que se pondrá en marcha este mes en las sierras de O Courel y Os Ancares -financiado por el plan europeo Life- todavía no se conoce en detalle. La Consellería de Medio Ambiente explicará algo más adelante cómo se llevarán a cabo las actuaciones previstas en el programa. La Fundación Oso Pardo, que se encargará de coordinar la iniciativa, tiene muy claro que estos territorios no tardarán mucho tiempo en convertirse en áreas de cría de la especie y señala que el plan tiene por objetivo preparar el terreno antes de que eso ocurra mediante diversas actuaciones que se desarrollarán durante tres años y medio.
FRANCISCO ALBO
QUIROGA / LA VOZ 03/06/2017 09:10

El presidente de la fundación, Guillermo Palomero, dice que «no hay que dudar de que en unos años habrá osas criando oseznos en Os Ancares y O Courel, porque eso es lo más esperable si se considera el ritmo de crecimiento que tiene hoy la población osera de la zona cantábrica occidental». En este territorio repartido entre Asturias y León -explica- hay actualmente más de doscientos ejemplares, entre los que se cuentan cada vez más osas con crías. «Algunas de ellas viven en la parte leonesa de Os Ancares, muy cerca del límite de Galicia, así que solo es cuestión de tiempo», agrega.

Los osos jóvenes que en los últimos años han estado recorriendo de forma esporádica las montañas lucenses, según Palomero, son solo una avanzadilla en un proceso de expansión que ya se ha registrado en otros territorios. «Los machos juveniles se mueven fuera de la zona donde nacieron mucho más que las hembras, que se quedan más tiempo viviendo con las madres -señala-, pero en algún momento una hembra se acomodará en Galicia para criar a sus oseznos y después vendrán otras».

Proceso de expansión

Previsiblemente, según apunta Palomero, esto sucederá en primer lugar en Os Ancares, por estar más cerca de las áreas de cría. «Pero también acabará pasando en O Courel, porque es un área natural de expansión», añade. Este proceso -puntualiza el presidente de la Fundación Oso Pardo- todavía puede llevar unos años. «También puede pasar que eso ocurra antes de lo que pensamos y que alguna osa nos dé una sorpresa dentro de poco tiempo», dice por otra parte.

En previsión de este asentamiento permanente, el plan tiene el objetivo de minimizar los daños que puedan causar los osos -fundamentalmente en las colmenas- y preparar a la población para convivir con estos animales como se hace en los territorios de Asturias y León donde existen poblaciones de osos. «El proyecto no solo pretende evitar que haya incidentes, sino también poner las bases para que O Courel y Os Ancares puedan aprovechar la imagen del oso como atractivo turístico y beneficiarse económicamente de su presencia», indica Palomero.

En la iniciativa colaborará la Asociación Galega de Custodia do Territorio, que en tiempos recientes creó en la sierra de O Courel varias microrreservas de orquídeas silvestres.
Actuaciones en el área cantábrica y los Pirineos

La Fundación Oso Pardo ya hacoordinado anteriormente varios proyectos relacionados con la conservación de esta especie y financiados con fondos europeos Life. Uno de ellos se desarrolló entre agosto del 2013 y diciembre del 2016 y tuvo por objetivo conectar mediante corredores seguros las dos poblaciones aisladas de osos existentes en los sectores occidental y oriental de la cordillera Cantábrica -separadas por una distancia de unos cincuenta kilómetros- a fin de favorecer los intercambios genéticos entre ellas.

Otro proyecto Life en que el participa la fundación empezó a desarrollarse en el Pirineo catalán en julio del 2014 y continuará hasta diciembre del 2018. Es este caso la finalidad consiste en consolidar una población de osos pardos que se creó con 35 ejemplares procedentes de Eslovenia y compatibilizar su presencia con actividades como la apicultura y la ganadería.

Patrullas de observación

Entre el 2009 y el 2011, con el apoyo de la Xunta, la Fundación Oso Pardo llevó a cabo un programa de observación de la presencia esporádica de los plantígrados en las sierras orientales lucenses. El programa se quedó después sin financiación y estas tareas fueron realizadas desde entonces pos los servicios medioambientales del Gobierno gallego. A la derecha, dos miembros de una patrulla de la fundación trabajando en Galicia en el 2010.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2017/06/03/courel-os-ancares-futuro-hogar-oso-pardo/0003_201706M3C12991.htm

jueves, 1 de junio de 2017

Destinan 1,6 millones para asentar el oso pardo en O Courel y Os Ancares


La Xunta pondrá este mes en marcha un plan financiado con fondos europeos
RANCISCO ALBO
QUIROGA / LA VOZ 01/06/2017 15:15


La Consellería de Medio Ambiente pondrá en marcha en las sierras de O Courel y Os Ancares un proyecto para favorecer el asentamiento de los osos pardos que será financiado con fondos del programa medioambiental europeo Life. La actuación contará con un presupuesto de 1,6 millones de euros y se desarrollará en el área de lugar de interés comunitario Ancares-Courel, perteneciente a Red Natura. La iniciativa fue comunicada por la directora xeral de Patrimonio Natural, Ana María Díaz, a los alcaldes de Folgoso do Courel, Quiroga, Samos, Triacastela, As Nogais y Pedrafita do Cebreiro en un encuentro al que asistió también el delegado territorial de la Xunta, José Manuel Balseiro.


Díaz señaló que el objetivo del proyecto es apoyar la viabilidad a largo plazo de las poblaciones cantábricas de oso pardo favoreciendo su expansión hacia el suroeste de esta área geográfica y su asentamiento permanente en la sierra de O Courel. De esta forma se espera contribuir al incremento del número de ejemplares de esta especie y garantizar su conservación.

El proyecto estará coordinado por la Fundación Oso Pardo y empezará a desarrollarse este mismo mes. Entre las actuaciones previstas figura la plantación de masa arbórea y arbustos autóctonos para que el medio natural resulte más favorable a los osos. Los promotores del plan pretenden asimismo incrementar la conexión entre las diferentes zonas boscosas, lo que facilitará los desplazamientos de los plantígrados por el territorio.

Protección de colmenares

El programa comprende además la recuperación de fincas abandonadas con el fin de aumentar la calidad general de los hábitats y medidas de protección de los colmenares frente a los ataques de los osos. Episodios de este tipo se han venido sucediendo con regularidad a lo largo de los últimos años -sobre todo durante la temporada de verano- en diversas localidades de la sierra de O Courel, como las aldeas de Seceda y Vieiros. Los apicultores afectados por estos ataques han recurrido con frecuencia al uso de pastores eléctricos proporcionados por la Consellería de Medio Rural y también han solicitado indemnizaciones por la pérdida de colmenas.


Las actuaciones previstas en el plan incluyen también actividades de educación ambiental y de sensibilización social -jornadas y encuentros formativos- que tendrán por finalidad conseguir que las medidas de conservación de esta especie tengan la mayor aceptación posible. También se llevarán a cabo acciones de esta clase en los municipios de Becerreá, Cervantes y Navia de Suarna, situados al norte del área geográfica donde habrá intervenciones sobre el terreno,
El objetivo es que los animales se fijen en zonas que ahora solo visitan esporádicamente

Desde la entrada en vigor del plan de recuperación del oso pardo de la Xunta -en abril del 2013- los municipios de Folgoso do Courel y Quiroga conforman un área de expansión potencial de la especie. Esta denominación se aplica a los territorios donde el oso tiene una presencia esporádica, que consiste principalemente en incursiones de ejemplares jóvenes procedentes de las áreas de cría de situadas en la provincia de León. Tales recorridos -que se extienden a largas distancias- forman parte del comportamiento habitual de estos animales en su etapa de crecimiento

El área de expansión de O Courel y Quiroga abarca 15.753 hectáreas y está conectada con otros dos territorios de igual consideración, que son la sierra del Oribio -con 6.019 hectáreas- y el llamado corredor Ancares-Courel, de 10.079 hectáreas. Estas zonas están a su vez unidas a la denominada área de presencia de la sierra de Os Ancares, donde la presencia del oso está más consolidada. Más al norte, separada geográficamente de este conjunto de territorios, está el área de presencia de Negueira de Muñiz.

Asentamiento permanente

El objetivo del nuevo proyecto es conseguir que las áreas de expansión potencia lleguen a ofrecer unas condiciones propicias para el asentamiento permanente de los plantígrados y que puedan incluso convertirse en zonas de cría.

CC.OO. convoca a los trabajadores de la pizarra a una asamblea para frenar la firma del convenio


MONFORTE / LA VOZ 31/05/2017 17:03

Los sindicatos que se oponen al acuerdo pactado por UGT y la patronal de la industria de la pizarra para el nuevo convenio tratan de organizar una respuesta para frustrarla. Comisiones Obreras tiene convocada para mañana una asamblea informativa en O Barco a la que anima a acudir también a todo el personal de las empresas que operan en Quiroga y Folgoso do Courel.


La asamblea está convocada para las siete de la tarde y se celebrará en la sede local de CC.OO. en O Barco. Este sindicato quiere debatir la posibilidad de poner en marcha algún tipo de respuesta ante la «inminente firma» por parte de la patronal y lo que esta central denomina «sindicato afín» a los empresarios, en referencia a UGT.

La federación de industria de CC.OO. en Lugo sostiene que desde que UGT tiene la mayor parte de la representación sindical en este sector, «acuerdo tras acuerdo se vienen rebajando drásticamente las condiciones conquistadas en los años 90 con duras huelgas de hasta 45 días, tales como rebajar el complemento por accidente no laboral de 2 años a 6 meses y rebajarlo del 100% al 90%, abolir la antigüedad, anular la póliza de seguro por enfermedad es profesionales, mantener la jornada máxima de 40 horas semanales, en el año 2014 salarios congelados y en los años 2015 y 2016 solo un incremento del 0,25% respectivamente, mantener la ultractividad según la reforma laboral del 2012, pasar de 22 días laborales de vacaciones a 30 días naturales».

miércoles, 31 de mayo de 2017

Piden que se restablezcan las líneas de autobús entre O Courel y Quiroga

En Marea pregunta cómo afectará al sur lucense la reforma de los transportes





FRANCISCO ALBO
MONFORTE / LA VOZ 30/05/2017 05:00

La reforma del mapa de transportes públicos por carretera que puso en marcha la Xunta ha dado pie a que En Marea presentase en el Parlamento de Galicia una serie de preguntas sobre las repercusiones que esta medida tendrá en las comarcas del sur lucense. En una de ellas se señala el hecho de que hace años se suprimieron las líneas de autobús que unían el municipio de Folgoso do Courel con los de Quiroga y O Cebreiro, mientras que el nuevo sistema no prevé crear ningún nuevo servicio de transporte en este territorio.

La comarca comarca quiroguesa -añaden desde En Marea- es la que tiene mayores problemas de movilidad en el sur lucense y es a la vez la que tiene una población más envejecida, con una media de edad de 56,8 años. El portavoz del grupo municipal de C@urel Vivo, Óscar Carrete -que participó en la elaboración de la batería de preguntas-, señala por su parte que la ruta de Folgoso a Quiroga fue suprimida hace unos quince años y la de Pedrafita, hace unos veinte. «Esas liñas foron pechadas no seu día porque non eran rendibles, pero o obxectivo do plan da Xunta é precisamente subvencionar as liñas non rendibles para que poidan prestar servizo á cidadanía», comenta el concejal. «Se iso é algo que se fai noutras partes de Galicia, non se entende por que non se fai tamén na nosa comarca», añade.

Por otro lado, En Marea afirma que entre los usuarios de de los servicios de transporte que funcionan actualmente en el sur lucense corre el rumor de en el 2018 podrían cerrarse por falta de rentabilidad las líneas que van de Taboada a Monforte -con paradas en Escairón y Pantón- y de Monforte a Santiago, con paradas en Escairón y Chantada. El grupo parlamentario pide que la Xunta explique qué está previsto hacer con estas rutas y cómo se prevé garantizar en los próximos diez años la movilidad en todas las comarcas de la zona sur.

Asimismo, la formación pregunta si se consultó a los ayuntamientos de la zona acerca del nivel de satisfacción con las rutas de transporte colectivo.

Posibilidad de implantar un sistema complementario mediante taxis en las parroquias rurales

La diputada soberina Paula Vázquez Verao, que se encargó de presentar en el Parlamento las preguntas sobre las líneas de transporte público, afirma que estos servicios son especialmente necesarios para garantizar la movilidad en los municipios del sur lucense debido a su alto nivel de envejecimiento demográfico. «Particularmente, para as persoas maiores e dependentes é fundamental este servizo para o desprazamento ás citas médicas», precisa.

La iniciativa comprende también varias preguntas relativas a la posibilidad de implantar en este territorio un sistema de «transporte á demanda», utilizando taxis de más de cinco plazas para el traslado de vecinos de las parroquias rurales con un precio análogo a los de las plazas que se ofrecen en las líneas de autobús. Los representantes de En Marea quieren saber además si desde el Gobierno gallego se han estudiado posibles medidas para complementar las rutas de bus con las de de ferrocarril en estas comarcas.

martes, 30 de mayo de 2017

Elba empieza a adquirir relevancia científica a nivel internacional

Un estudio sobre las poblaciones antiguas de Europa toma el fósil humano de O Courel como referencia

FRANCISCO ALBO
MONFORTE / LA VOZ 29/05/2017 05:00

La mujer prehistórica conocida como Elba, cuyos restos se descubrieron en una cueva de la montaña lucense, comienza a adquirir relevancia internacional en las investigaciones sobre las antiguas poblaciones de Europa. El yacimiento donde se produjo este hallazgo -Chan de Lindeiro o Cova do Uro, en el límite entre los municipios de O Courel y O Cebreiro- es uno de los que aparecen mencionados en un estudio recién publicado en la revista científica británica Current Biology y firmado por diecisiete investigadores de España, Reino Unido, Rumanía, Alemania, Austria, Italia e Irlanda.

El estudio se centra en los intercambios genéticos entre las poblaciones europeas autóctonas del Mesolítico -etapa cultural intermedia entre el Paleolítico y el Neolítico- y los grupos humanos procedentes de Oriente Medio que entraron en el continente durante este último período, trayendo con ellos la agricultura y la ganadería. Los investigadores tomaron como base los análisis realizados sobre restos humanos mesolíticos y neolíticos que se descubrieron en varios yacimientos del valle del Danubio -en la actual Rumanía- y la Península Ibérica.

En esta última área geográfica, además del yacimiento lucense, el estudio también tiene en cuenta los hallazgos realizados en la Cueva de los Canes, en el municipio asturiano de Cabrales. Los restos humanos descubiertos en este lugar tienen una antigüedad de en torno a 7.100 años, por lo que son más recientes que los de Elba, que supera los 9.000.

Los autores del trabajo señalan que la mujer de la sierra O Courel no muestra un parentesco genético con los fósiles humanos de la Cueva de los Canes ni tampoco con el llamado hombre de La Braña, descubierto en el 2006 en una cueva de León, al que se asigna una antigüedad de unos 7.000 años. Este hecho ?indican los científicos? pone de manifiesto la diversidad genética que existió entre las poblaciones europeas del Mesolítico, una época anterior a la expansión de la agricultura y la ganadería en la que los grupos humanos aún vivían de la caza y la recolección de vegetales silvestres.

La paleontóloga Aurora Grandal, que participó en el descubrimiento de Elba y figura entre los firmantes del estudio, señala que este individuo sirve como ejemplo característico de los múltiples grupos humanos que poblaron Europa en épocas anteriores al Neolítico. En su herencia genética figura un peculiar haplotipo que se originó en la Península Ibérica entre hace 20.000 y 16.000 años. Los investigadores opinan que el linaje representado por Elba no dejó una huella importante en las poblaciones que ocuparon después los mismos territorios. La singularidad genética de Elba contrasta con las poblaciones que vivieron más tarde en el valle del Danubio, las cuales ?según indica el mismo estudio? se entremezclaron con olas migratorias procedentes de la península de Anatolia, la actual Turquía. Estas poblaciones llegadas del este contribuyeron a propagar por Europa las prácticas agrícolas y pastorales.

Los investigadores esperan seguir obteniendo datos de gran valor en los próximos años

Los científicos del Instituto Universitario de Xeoloxía de A Coruña -que descubrió los restos de Elba e inició su investigación- confían en que el estudio genético de esta mujer del Mesolítico proporcione datos de gran interés sobre la evolución de las poblaciones prehistóricas de la montaña lucense y en general de toda la península. Según explica Aurora Grandal, los investigadores consideran de especial importancia el hecho de que se consiguiese recuperar prácticamente en su integridad tanto su genoma mitocondrial -que se hereda unicamente por vía materna- como el genoma nuclear. «Disponer de toda esa información significa que se pueden hacer comparaciones con otros grupos humanos y entender mejor la dinámica de las poblaciones antiguas», señala Aurora Grandal.

La genetista Gloria González Fuertes, que secuenció el ADN de Elba, está trabajando ahora con restos humanos de Galicia, el norte de Portugal y otras partes de la península. Entre ellos figuran los que fueron encontrados en tiempos recientes en las cuevas de Valdavara -Becerreá-, Cova Eirós -Triacastela- y O Rebolal -en Ourense-, que corresponden a una época que se extiende aproximadamente entre hace 3.100 y 5.400 años. Comparar estos genomas con el de Elba puede ayudar a comprender los cambios que se produjeron en las poblaciones ibéricas a medida que se propagaba la agricultura. «Se podrá ver qué grupos eran originarios de estos territorios y cuáles vinieron de fuera, o bien si hubo mezclas de población o si unos grupos reemplazaron a otros», dice Granda. «Elba va a dar mucho más que hablar en los próximos años», agrega.



viernes, 19 de mayo de 2017

Quejas por el mal estado de los viales en A Pobra do Brollón y O Courel


El deterioro del firme afecta a las carreteras de A Estación a Salcedo y de Folgoso a Samos

F. ALBO
MONFORTE / LA VOZ 19/05/2017 05:00

El Partido Popular de A Pobra do Brollón reclamó a la Diputación el arreglo de la carretera de titularidad provincial que une el barrio de A Estación con la localidad de Salcedo. Los representantes de esta formación, que afirman realizar la petición «en resposta á petición dos veciños», dicen que el alcalde hace «caso omiso do que xa é unha demanda reiterada dos cidadáns».

Según los populares, la carretera -cuya denominación es CP-4710- «presenta numerosas fochancas que dificultan o tránsito» a pesar de ser «unha das vías máis transitadas do municipio ao dar acceso a un núcleo que ten un elevado interese turístico». El estado del vial -añaden- obliga a los vecinos a hacer «malabarismos» con sus coches para evitar los baches, «co risco que supón para eles», y además «incrementa o custo de mantemento dos seus vehículos». En un mensaje que envió a la Diputación, el PP pidió además una entrevista con el presidente o el vicepresidente del organismo provincial para hablar de este y otros problemas del municipio.

Por otra parte, vecinos de la zona expresaron sus quejas por el deterioro de la carretera que une los municipios de Samos y Folgoso do Courel. Según afirman, el firme está muy desgastado y con numerosos baches, además de que los desbroces de las márgenes se suelen efectuar hacia el final de verano. Los vecinos dicen asimismo que la señalización de la carretera es deficiente, lo que hace que algunas personas coloquen señales caseras. Estos problemas, según explican, son especialmente serios en el tramo que empieza en la localidad de Ponte Lóuzara.
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2017/05/19/quejas-mal-estado-viales-pobra-do-brollon-courel/0003_201705M19C4991.htm

jueves, 11 de mayo de 2017

Preparan la reinauguración del albergue y la apertura de unas cabañas turísticas


Una mujer con raíces en el municipio y que vivió varios años en Francia atenderá ambos negocios
MONFORTE / LA VOZ 11/05/2017 05:00


El albergue municipal de Folgoso do Courel estrena nueva gerencia el día 13. El Ayuntamiento acaba de renovar el contrato de gestión de este servicio municipal, que ahora será gestionado por los mismos profesionales que preparan la apertura de las que serán las primeras cabañas construidas íntegramente en madera que serán utilizadas en esta zona como alojamientos turísticos.

Al frente de los dos negocios está Ana Fuentes, una mujer que tiene sus orígenes familiares en O Courel pero que vivió durante años en Francia. Fuentes es buena conocedora de la zona y no duda de que podría generar más turismo. «No Courel hai moitas cousas que ver e que facer e xa atrae xente, pero hai posibilidades de facer que veña moita mais», afirma.

Las cabañas son un negocio distinto al del albergue municipal. Se trata de una iniciativa particular de Ana Fuentes, que gestionará los dos negocios. Su nombre comercial es A Cabaniña y se trata de un grupo de tres construcciones, con una cama de matrimonio cada una y posibilidad de instalar una supletoria, que ocupan un terreno cerrado de mil metros cuadrados en la misma calle en la que está el Ayuntamiento.

domingo, 7 de mayo de 2017

«'Tempo' se va a estrenar en cines»

El documental sobre O Courel se va a estrenar este mes, en principio en salas de Monforte y Santiago
MONFORTE / LA VOZ 06/05/2017 20:19

El documental Tempo, que pretende retratar un año en la vida de la sierra de O Courel, ya está listo para su estreno en cines. Por ahora, está confirmado que se podrá ver en Monforte y Santiago, pero su distribuidora está tratando de cerrar proyecciones en otras salas. Tempo llega a las salas de cine después de un largo recorrido por festivales de todo el mundo. En Santiago se podrá ver desde el día 19 y en Monforte desde el 26. Su director, el monfortino Manuel Valcárcel, explica que paradójicamente este trabajo ha funcionado mejor fuera que en los festivales gallegos.

-¿Ya se sabe en cuántos cines se va a poder ver Tempo?

-Todavía no. Sabemos que entre el 19 y el 25 de este mes se va a poder ver en los cines Compostela, en Santiago, y entre el 26 y el 1 de junio en los multicines Hollywood, de Monforte, . Eso lo podemos adelantar, porque en realidad ya habíamos hablado con antelación con los propietarios y teníamos claro que lo iban a proyectar. En estos dos casos, es algo así como un compromiso que ya teníamos los que trabajamos en la película. La distribuidora está trabajando para cerrar los acuerdos con las otras salas y esperamos tener pronto la lista completa.

-Hace ya dos años que hicieron la presentación en O Courel y Monforte. ¿Por qué han esperado tanto tiempo?

-Hicimos una presentación doble cuando lo estábamos montando, para ver cómo funcionaba. Nosotros no teníamos un editor al uso, que dice dónde cortar, así que decidimos proyectar una primera versión y preguntarle a la gente qué le parecía. Nos sirvió para airearnos, que llevábamos mucho tiempo trabajando sobre el documental pegados a una pantalla. Fue también una manera de obligarnos a ponerle una fecha al final del montaje, por lo menos a aquella primera versión.

-¿Les funcionó?

-Sí. El material que proyectamos en aquellas dos presentaciones duraba 105 minutos y la versión definitiva la dejamos en 78. La reacción de la gente en Monforte y O Courel fue diferente. Allí les parecía que duraba poco [risas]. Les encantaba verse en pantalla a ellos mismos y a sus vecinos como protagonistas. Les pareció que el vídeo era un retrato fiel de la realidad que ellos conocen. En todo caso, siempre resulta interesante ver lo que opina la gente. Siempre hay aportaciones importantes, y un sector crítico que juzga productos humildes como este como si estuviesen viendo una gran producción. Al fin y al cabo, la pantalla es la misma.

-¿Pero por qué tanto tiempo entre aquella primera presentación y el estreno de ahora en cines?

-Porque hasta ahora lo que hicimos fue llevar el documental a festivales. Teníamos un contrato con una distribuidora exclusivamente para eso que impedía distribuirla en paralelo en cines. Pero ese contrato ya venció y ahora firmamos con otra distribuidor que se dedica solo a ventas en plataformas televisivas, cines y demás.

-¿Tenían claro desde el principio que querían estrenar en cines?

-Durante estos dos últimos años mucha gente nos preguntaba dónde podía ver la película en un cine. Decidimos estrenarlo en salas y en pases normales porque queremos que todo el mundo que quiera tenga la opción de verla así. Siempre es una aventura lanzarse así, porque la gente no va mucho al cine.

-Y los documentales no suelen verse en el cine.

-Pero sí hay demanda real de este tipo de productos y yo diría que cada vez más. Quizá no en sitios pequeños, pero en ciudades grandes sí.

-¿Satisfecho de cómo funcionó el documental en festivales?

-Pensábamos tener mejor acogida en Galicia, pero no fue donde mejor funcionó. Fue muy bien en el resto de España y en América Latina.



martes, 2 de mayo de 2017

Las lluvias facilitaron la extinción del fuego que mantuvo en vilo a O Courel

El incendio arrasó más de 68 hectáreas y alcanzó el pico del monte de O Carballal
MONFORTE / LA VOZ 01/05/2017 05:00

Esta vez hubo suerte. En un año meteorológicamente loco, las lluvias se aliaron con los servicios de extinción en O Courel. El incendio declarado en la tarde del sábado entre Seoane y Parada, no muy lejos del bosque de la Devesa da Rogueira, quedó bajo control poco después de las 7 de la mañana de ayer. Desde una hora antes, los chubascos caían por fin con intensidad en la montaña lucense. Después de un mes de abril caluroso y extremadamente seco, llegaron más que nunca como agua de mayo.

La Devesa da Rogueira quedó a salvo finalmente del fuego, que según estimaciones de la Xunta arrasó más de 68 hectáreas, diez de ellas de arbolado. Durante la noche, y debido a la imposibilidad de emplear medios aéreos, se llegó a temer lo peor. «O vento pola noite soprou con forza e o lume avivouse», señala un vecino de Seoane. El incendio estaba controlado a primera hora de la mañana y la consellería lo dio por extinguido a las ocho de la tarde. Pero deja tras de sí una triste huella en la ladera del monte de O Carballal.

El fuego se originó en las proximidades de la carretera entre Seoane y Folgoso. A la alcaldesa, Lola Castro, no le caben dudas sobre su intencionalidad. «Non o sospeito, estou segura de que alguén prendeu o lume adrede. O que gañan con isto non o sei», señala. Después de una noche en vela, pedía ayer a la administración la máxima contundencia con los incendiarios. «Como non tomemos medidas drásticas, algún día imos ter un problema moi gordo», avisa.

La zona en la que se produjo el incendios no ardía desde hace unos veinte años. Algunos vecinos no ocultan su temor ante la posibilidad de que el fuego que se declaró el sábado sea el principio de una ola de incendios favorecida por la sequía de los últimos meses. De momento, el tiempo concede una tregua y la nieve vuelve a asomar en los picos más altos de la sierra de O Courel.



miércoles, 19 de abril de 2017

Así se organizará el parque geológico

Quiroga, Folgoso do Courel y Ribas de Sil someten a consulta pública el proyecto que se presentará a la Unesco
MONFORTE / LA VOZ 18/04/2017 13:04

Los ayuntamientos de Quiroga, Folgoso do Courel y Ribas de Sil -unidos en la asociación Montañas do Courel- iniciaron una consulta pública sobre el proyecto de creación del primer parque geológico de Galicia en sus respectivos territorios. Una memoria que se ha elaborado con el fin de solicitar a la Xunta y al Gobierno central la tramitación de la candidatura al ingreso en la red de geoparques de la Unesco puede examinarse íntegramente en la web courelmountains.es. Los vecinos de estos municipios tienen la posibilidad de presentar alegaciones y sugerencias, así como de solicitar aclaraciones y realizar consultas a través del correo grupogdr8@yahoo.es.

El territorio propuesto para el parque geológico abarca la totalidad de los tres términos municipales, con una superficie conjunta de 577,85 kilómetros cuadrados. La memoria indica que los tres municipios poseen «una rica variedad» de formaciones geológicas y de parajes en los que se manifiesta la relación de la geología «con la fauna, la flora y el desarrollo humano». Todo este patrimonio -añaden los redactores- es fácilmente visible y ofrece la posibilidad de organizar itinerarios aptos para todo tipo de públicos, desde grupos familiares hasta aficionados a los recorridos de alta montaña y a actividades deportivas como como la escalada, el barraquismo o el parapente.

El documento comprende un amplio inventario en el que se catalogan los lugares más significativos en este aspecto, cuya importancia se califica con cuatro tipos de valoración: muy alta, alta, media y baja. Entre ellos no solo figuran las formaciones geológicas más espectaculares, sino también muchos otros elementos, desde las huellas de la minería romana hasta los antiguos hornos artesanales de cal.

Infraestructuras ya hechas

Por otro lado, la memoria afirma que los tres municipios del grupo ya cuentan actualmente «con una amplia infraestructura directamente relacionada con el desarrollo territorial que conlleva un geoparque». A este respecto, resalta el hecho de que el patrimonio geológico de este territorio -y sus vínculos con el patrimonio histórico y cultural- se han puesto de manifiesto en gran parte mediante las señalizaciones turísticas instaladas con el apoyo del plan Leader desde el período 2003-2004 y con la construcción de varios miradores situados en puntos de especial interés, como el plegamiento de Campodola o la mina romana de A Toca. Asimismo, el documento recuerda que el municipio de Quiroga cuenta desde el 2011 con un museo de geología -que el año pasado fue premiado por la Cámara Mineira de Galicia por su labor de divulgación- y que en el 2013 y el 2015 se organizaron unas jornadas divulgativas sobre el patrimonio geológico de la comarca.

Los lugares de interés más valorados

Los puntos de interés para el futuro geoparque a los que la memoria atribuye una valoración «muy alta» y «alta» pueden agruparse en diversos apartados. Estos son algunos de los lugares más significativos que figuran en el inventario.

Relieve. En la lista son destacados especialmente el plegamiento de Campodola-Leixazós, el sinclinal del Sil y el exokarst de Val das Mouras.

Glaciarismo. La laguna de Lucenza y las morrenas del valle de A Seara figuran entre las principales huellas que dejaron los antiguos glaciares en el territorio.

Cuevas. La Buraca das Choias, accesible a las visitas, es señalada como una de las más singulares cavidades kársticas de la zona.

Flora. El bosque de la Devesa da Rogueira y las comunidades de orquídeas silvestres en prados calizos son considerados como los valores más notables.

Minas romanas. La memoria menciona especialmente los túneles de Montefurado y Pena Furada y la mina de A Toca.

Castros. El inventario resalta el antiguo asentamiento de Sobredo o de Torre, vinculado a las explotaciones auríferas romanas.

Miradores. Los más valorados son los que están situados frente al plegamiento de Campodola y la mina de A Toca, así como el del cañón del Sil.

Instalaciones museísticas. Los redactores de la memoria señalan la importancia de los museos municipales de geología y etnografía de Quiroga y la Estación Científica do Courel.



La Estación Científica de Seoane acogerá un taller de flora medicinal

Las actividades se desarrollarán entre el viernes y el domingo y la inscripción es gratuita
QUIROGA / LA VOZ 18/04/2017 05:00

La Estación Científica do Courel, gestionada por la Universidade de Santiago en la localidad de Seoane, acogerá entre el viernes y el domingo un taller sobre el uso tradicional de las plantas medicinales en la sierra. La actividad será dirigida por la farmacéutica María Moure, que ha realizado un extenso estudio sobre la flora medicinal de este territorio.

Las actividades se desarrollarán desde el viernes por la tarde hasta el domingo por la mañana y comprenderán sesiones teóricas y dos recorridos guiados para localizar e identificar plantas. Los participantes podrán elegir entre varias posibilidades para llevar a cabo estas rutas. La inscripción es gratuita y puede efectuarse llamando a los teléfonos 982 821 901, 648 051 928 y 600 942418 o bien escribiendo a los correos ro_rodriguezlopez@hotmail.com y antonio.rigueiro@usc.es



miércoles, 12 de abril de 2017

Nostalxia e realidade do Courel quirogués

O autor rememora como era a vida na aldea de Soldón da Seara e reclama solucións contra o despoboamento rural





Nos anos da miña nenez pasei longas temporadas no Soldón da Seara, aldea natal da miña mai. Daquela pertencente ao concello de Folgoso do Courel e cara o ano 1970 incorporada ao de Quiroga, a aldea áchase a uns 25 quilómetros da vila e a novecentos metros de altitude, suavemente deitada nunha ladeira á beira da estrada de Quiroga a Oencia e arrodeada por un mesto souto, que a agarima de ventos e friaxes. Atravesa a aldea o carrozo do Pinacedo, que desemboca no río Soldón. Hoxe non chega a vinte habitantes, cando noutra época tiña máis de trinta veciños.

XOSÉ ESTÉVEZ
QUIROGA 11/04/2017 14:31

Lembro con nostalxia aquelas estadías, sobre todo estivais, na casa dos Tumbarós, nosos parentes, ou na do meu tío, Juan Antonio. No fogar dos primeiros vivían a mai, a señora Rosa, tres fillas, Manuela, Sara, Lucía, e dous fillos, Alfredo e Adolfo. Todos eles traballadores, hospitalarios, ledos, agasalladores, xenerosos, cantaríns e festeiros. Lembro con agarimo sobranceiro a esta familia, pero tamén outras: Os da Fonte, Os de Enriba, co bon petrucio Adolfo, Os Prada, Os García, Os de Alvito, Os Arza, Os do Cego, Os do tío Casiano, Os do Mazo, Os da Aira, Os da Calella, Os do Penedo, Os do Tío Baldomero, os de Baixo, emparentados cos Quiroga polo casamento de Ramonita, e outros que o desgaste neuronal non me permite lembrar, polo que lles pido mil perdóns. Os Tumbarós eran os principais ramistas. A famosa orquestra dos Padernes, enteira ou pola metade, era asidua da festa de San Miguel, que se celebraba ata que a parella da garda civil daba o toque de queda. A veces alongábase o peche, para o que se utilizaba un raposeiro subterfuxio: e embebedar á parella da benemérita, que subía a cabalo dende Quiroga.

Todos os domingos organizábase un campionato no patio dos bolos, hoxe ocupado pola estrada que atravesa a parte baixa da aldea. O premio dos vencedores consistía nunha bola de pan, unha ola de viño e unha lata grande e redonda de sardiñas, que con frecuencia obtiñan os dous irmáns Tumbarós, xebres especialistas no xogo, aínda que da paparotada participaban todos. Despois había troula, amenizada por algún gaiteiro coma o meu tío Xesús.

O entroido, malia estar prohibido polo franquismo, celebrábase sen problema, pois a Garda Civil non se acercaba polas aldeas caurelás, comunicadas só mediante camiños carretís, aínda que na posguerra houbo un destacamento de soldados para combater os guerrilleiros. Mozos e mozas vestíanse de farrapos e percorrían a aldea cantando e de troula de casa en casa, onde eran agasallados con doces, coñac e anís.

A festa de San Miguel celebrábase o 29 de setembro. Para ese día vestíanse a mellores galas. Había misa maior, con procesión na capela, situada no fondo do pobo en terreos doados pola miña familia materna. O cabrito máis competente deixábase para asalo no forno caseiro. Pola tarde festa no campo dos bolos, onde ás veces organizábase algunha liorta por mor da pretenda dalgunha rapaza do lugar a cargo dun mozo forasteiro. Á noite verbena até que os ostentadores do tricornio deixasen. O primeiro pito fumeino nunha festa do San Miguel e tamén tomei os primeiros grolos de anís.

A vida era dura, moi dura, pois os traballos do campo realizábanse de sol a sol e con apeiros tradicionais. A sementeira e arranca das patacas, a recolleita e secado das castañas, o coidado do gando, a matanza dos porcos e, sobre todo, a sega do pan centeo e dos prados eran os labores máis frecuentes e case todos precisaban axuda veciñal. A sega da herba demandaba unha colaboración integral de todos os veciños tanto na propia sega, en Mazales ou no Porto da Mama, como no acarreto da herba para o inverno. Mazales atopábase lonxe, xa case preto de Xestoso de Arnado, e os segadores durmían nas cabanas. As mulleres levábanlles a comida cada dous días. A mesma escola unitaria foi construída de xeito comunal en 1939 e funcionou até 1974.

A economía familiar era magra e case natural e autárquica, de intercambio de especie por especie. Os ingresos extra proviñan da venda de xatos e xamóns nas feiras de Folgoso, Ferramulín e, sobre todo, Quiroga. Para o transporte de persoas e gando subía un ómnibus até a Cruz de Outeiro, a unha hora de camiño de Soldón.

A comida era moi frugal, aínda que máis variada do que se pensa, a non ser pola falla de peixe: caldo, cachelos, verza, repolo, fréxoles, fabas, castañas, conchos, mazás, touciño, chourizos, ovos, queixo e requeixo. Se ben é verdade que non había fame, tampouco fartura. Os días especiais: cabrito, troitas, ás veces xamón, flan caseiro e mel. Había moitas alvarizas, con cortizos para as abellas, que daban un mel mouro por mor de libar moito breixo ou uceira. O pan enfornábase cada quince e gardábase na artesa, ben envolvido nun pano branco. Cada casa tiña o seu forno a carón da cociña de lareira, pois case ningunha posuía cociña económica ou «bilbaína».

Emporiso, da nostalxia non se vive e ela en por si non é boa conselleira, se non vai acompañada da análise do presente e do pulo pola mellora no porvir. Pasemos, pois, á debullar a realidade.

Todas as aldeas do Courel e doutras bisbarras sufriron e están a sufrir unha desfeita poboacional. Preto de 1.700 lugares están abandonados e máis de 2.000 están a piques de estalo. O 41% dos galegos viven en 70 das 3.790 parroquias existentes e que supoñen o 1,2% da superficie do país. Máis de 1.500.000 persoas concentradas en menos de 348 quilómetros cadrados dos 30.000 que ten Galiza.

Hai algunhas mínimas sinais de esperanza. Órreos, despoboado nos anos 60, onde naceu a miña avoa materna, Josefa González Neira, volve ser habitado por unha familia. En Vieiros, un heroe solitario e solidario, o enxeñeiro agrónomo Roi Estévez, anda a traballar para revitalizar o lugar. De feito xa restaurou o patios dos bolos e o «muín» comunal. A Seara, a cuxas festas do Dolores acudín en moitas ocasións, foi completamente restaurada. Algunhas familias mercaron casas en Soldón como dobre vivenda. Tal é o caso do escritor Sechu Sende, autor do extraordinario Made in Galiza.

Non só o turismo, o sendeirismo, a gandeiría, os recursos forestais e mineiros da lousa e o sector servizos parecen dabondo para fixar e atraer poboación ao Courel. É precisa unha reestruturación global do pensamento e da praxe económica para revitalizar o rural, pois doutro xeito asistiremos a un baleiro total. Cal é a solución? Terán que intervir unha variada gama de factores, entre eles moi importante unha necesaria vontade política. Mais, como dicía, o catecismo do P. Astete, que nos fixeron aprender a golpe de vara de oliveira, «doutores ten a Santa Mai Igrexa que nos poderán responder».

Existe unha xeografía de cómaros, abrairas, carpazas, uces e ribazos que pululan nas lembranzas, unha xeografía de regatos que regan a memoria, de casas de pedra e xisto, onde abundou a ledicia, o traballo, a dor, a miseria e a felicidade. Conforman o mapa dun país en extinción, ateigado de carteis «se vende», un territorio envellecido, de vellos e para vellos. Foxen das súas aldeas, agás algúns, últimas testemuñas dun pasado que medrou con eles. Semellan cervos desnortados nunha noite de luar, derradeiros mohicanos que habitan unha especie de reserva que vai morrer con eles.

Este texto non pretende outra cousa que ser un berro desesperado para salvar a nosa identidade. Négome a que non haxa solución e que a desfeita do rural sexa irreversible. Galiza poderá estar arrodeada «dun verdor cinguido», pero sen «bos e xenerosos» afincados. As aldeas son un tesouro e a Terra non esquece nin perdoa as desercións masivas.

Eduardo Moreiras probablemente escribiría hoxe unha novela con este título: «Non hai primavera no Lor».
Uxío Novoneyra diría: «Courel dos tesos cumes que ollan de lonxe! / Eiquí síntese ben o pouco que é un home... porque non se olla ninguén».

Cada vez que contemplo unha aldea baleira ou case baleira un cravo de dor rosaliana atravésame o corazón. Gustaríame ver unha Galiza orgullosa do seu, rica, farturenta, poboada, leda, solidaria, como a que describe Castelao no Sempre en Galiza, en pe de igualdade con outras nacións que enfeitizan o concerto polifónico dos pobos do globo terráqueo. Dende a ventá dunha pequena aldea do Courel pódese contemplar a grandeza e variedade do mundo.

Xosé Estévez é historiador e profesor senior da Universidade de Deusto

A economía era magra e os ingresos extra proviñan da venda de xatos e xamóns nas feiras
Todos os domingos organizábase un campionato no patio dos bolos
Órreos, Vieiros, A Seara... hai algunhas mínimas sinais de esperanza

A CHAMADA DO CORNO

Moitas tarefas esixían un esforzo comunal. Reuníanse no patio dos bolos ao toque dun corno para arranxar camiños, corredoiras, fontes e o «muín» comunitario. Esta faena recibía o nome de «ir de concello». A veceira ou pastoreo do gando caprino e ovino era un sistema comunitario e moi intelixente. Cada mes tocáballe a unha familia pastorear o gando de todos e coidar os mastíns, que pertencían a toda a veciñanza. A toque do corno xuntábase o rabaño ou facenda no patio dos bolos e dende alí dirixíase ao monte en man común, principalmente aos terreos de enfronte da aldea ou cara á devesa de Montouto ou a Cavorca Escura. O sistema da veceira perdurou deica finais dos anos 1950, cando por mor da forzosa repoboación forestal os rabaños carecían de pastos e foron vendidos a baixo prezo, provocando unha emigración masiva, especialmente cara o Brasil e Madrid.

domingo, 9 de abril de 2017

A pie desde Leixazós, adonde no entran «ni carro, ni Dios»

Una ruta por el pliegue de Campodola , en Quiroga, será uno de los atractivos del futuro geoparque





CARLOS RUEDA FRANCISCO ALBO
MONFORTE / LA VOZ 09/04/2017 05:00


Desde quiroga

Hay que salir de la capital del municipio por la carretera LU-651, que lleva a Folgoso do Courel. En el kilómetro 10,5 hay un desvío hacia Leixazós, situada a 1,3 kilómetros

El pasado año, el Ayuntamiento de Quiroga acondicionó y homologó oficialmente una ruta de senderismo que discurre al pie del plegamiento geológico de Campodola, declarado monumento natural por la Xunta hace ahora cinco años. El mes próximo y en otoño -en fechas aún por determinar- se organizarán recorridos guiados para promover este itinerario, que se pretende que sea uno de los principales atractivos del geoparque que proyectan crear los tres municipios de la comarca quiroguesa. Al gran valor del itinerario desde el punto de vista científico -el paraje está catalogado desde 1983 como punto de relevancia geológica internacional- se suma su especial interés paisajístico, etnográfico y arqueológico.

La ruta sigue el trazado de un antiguo camino que unía las aldeas de Leixazós y Campodola con Campos de Vila y la capital del municipio. Tiene una longitud de 6,6 kilómetros y presenta una dificultad entre media y baja. El recorrido empieza en Leixazós, que se encuentra en el fondo del estrecho valle del río Ferreiriño, en un lugar que en tiempos era poco accesible. «En Leixazós non entra carro nin Dios», reza un dicho que recogió el escritor Ánxel Fole. El aislamiento al que estuvo sometida la aldea hizo que sufriese un fuerte declive demográfico. Hoy solo cuenta con dos casas habitadas.

Inicio del recorrido

El inicio de la ruta está a la entrada de la aldea, donde hay unos paneles explicativos sobre el conjunto del itinerario. Además de servir de vía de comunicación habitual entre varias localidades, el camino era muy utilizado para el transporte de madera hacia Quiroga, que fue uno de los recursos económicos más importantes para los vecinos de la zona.

A lo largo del primer kilómetro, el camino corre paralelo al río Ferreiriño por un extenso souto de castaños. Más adelante el bosque se abre y da paso a terrenos de monte bajo. A la izquierda ya se divisa un amplio panorama del pliegue geológico, formado por estratos de pizarrra y de cuarcita armoricana. En esta zona se encuentra la charnela o punto de máxima curvatura del plegamiento, que se formó hace entre 324 y 305 millones de años, durante el período Carbonífero, debido a la colisión entre los antiguos supercontinentes de Gondwana y Euramérica.

Aldea abandonada

A un kilómetro y medio del inicio del recorrido, el camino que viene de Leixazós desciende y empata -a la derecha- con otro que sube a la aldea de Campodola, situada a unos cien metros. La localidad está hoy abandonada, pero conserva en buen estado algunos elementos de su arquitectura popular de montaña. Tras visitar la aldea, regresamos al cruce y seguimos por la senda de la izquierda, bajando hacia el río Ferreiriño, que cruzamos después por un puente de madera.

A continuación el camino entra en una zona húmeda y umbría de bosque autóctono. En este punto hay un tramo de una treintena de metros donde la marcha se ve entorpecida por rocas desprendidas y árboles caídos. Después recupera la normalidad e inicia un suave ascenso. La vegetación es menos densa y permite admirar las formaciones rocosas que se elevan a una altura considerable sobre el camino. En algunos trechos fue excavado sobre la roca viva. A la derecha se abre el profundo valle del río Ferreiriño, cubierto por una densa y variada vegetación.

En el kilómetro 3,6 el camino llega al alto de Cruz de Castelín. A la derecha y a pocos metros está el castro de de Castelín, situado sobre un espectacular espolón rocoso. El antiguo asentamiento está muy alterado por el paso del tiempo y los derrumbes, pero conserva parte de un foso y una muralla de losas de pizarra que lo defendía en su parte más vulnerable.

A partir de aquí, el recorrido continúa por una pista de tierra que aparece a la izquierda. Unos cuatrocientos metros más adelante llegamos a un cruce. Hay que tomar la pista de la derecha y caminar 2,6 kilómetros hasta llegar a Campos de Vila.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Quiroga experimenta con turistas una futura ruta del parque geológico

En primavera y otoño está previsto organizar recorridos guiados por el itinerario del pliegue de Campodola

FRANCISCO ALBO 
QUIROGA / LA VOZ 15/03/2017 12:38

El parque geológico Montañas do Courel solo es por ahora un proyecto que impulsan conjuntamente los municipios de Quiroga, Folgoso do Courel y Ribas de Sil. Pero el museo de geología de Quiroga ya está experimentando con visitantes reales la que será una de las principales rutas del futuro geoparque. En una fecha que aún no está fijada -entre finales de mayo y primeros de junio- se organizará un recorrido guiado por un itinerario que discurre junto al plegamiento de Campodola. La iniciativa coincide con el quinto aniversario de la declaración de este paraje geológico como monumento natural, que fue aprobada por la Xunta en abril del 2012.

Según explican los responsables municipales, en la primavera del año pasado ya se realizó una primera experiencia de este tipo. Acudieron cerca de veinticinco personas, la mayoría de las cuales procedía de otras localidades. La respuesta se consideró satisfactoria, por lo que se decidió repetir la convocatoria este año. En función de cómo resulte esta nueva experiencia, se estudiará la posibilidad de preparar otra para el otoño, que podría incluir más actividades.

La intención del Ayuntamiento es consolidar estas iniciativas y seguir organizándolas todos los años, además de ampliarlas a otras zonas de interés geológico del municipio. De esta forma se pretende que Quiroga cuente con algunas rutas bien asentadas y conocidas cuando sea creado el geoparque, lo que puede llevar algún tiempo.

Actividades divulgativas

Cuando el geoparque sea una realidad, sus gestores tendrán necesariamente que organizar rutas de visita y diversas actividades divulgativas, ya que esta es una de las principales funciones de estos espacios. «Entonces habrá que plantear las cosas de otra manera -apuntan a este respecto desde el museo de Quiroga-, porque estas actividades las tendrán que promover conjuntamente los tres ayuntamientos que forman la asociación Montañas do Courel».

La ruta que será recorrida en primavera -indican por otro lado desde el museo geológico- presenta el inconveniente de que es lineal, es decir que no acaba y empieza en el mismo lugar. Tiene unos 8,5 kilómetros y discurre entre la aldea de Leixazós y Quiroga. El recorrido dura en torno a cuatro horas. Los organizadores se encargarán de transportar a los participantes en autobús hasta el punto de partida.

Otra ruta de senderismo que pasa también por el plegamiento de Campodola, por el contrario, es un recorrido circular que empieza y acaba en la capital de municipio. Pero al mismo tiempo es considerablemente más largo que el que parte de Leixazós, ya que supera los veinte kilómetros de longitud. Hace unos años el Ayuntamiento organizó un recorrido guiado por esta ruta. Dependiendo del interés que despierten de ahora en adelante las iniciativas turísticas relacionadas con el patrimonio geológico de la comarca, cabe la posibilidad de que se potencie igualmente este otro itinerario.

La iniciativa pretende ayudar a popularizar las visitas a estos parajes
Las excursiones educativas del Proxectoterra se incrementan de nuevo este año

En los cinco años transcurridos desde que adquirió el rango de monumento natural, el pliegue de Campodola ha atraído a un número cada vez mayor de visitantes. El Ayuntamiento no tiene forma de saber cuántas personas pasan por el mirador que permite observar esta formación, pero sí lleva la cuenta de los visitantes del museo geológico, que crece de año en año. Muchos de ellos, sobre todo cuando son visitas de grupos, van a ver el pliegue después de pasar por el museo. Durante el año pasado, por el centro pasaron más de 3.000 personas, al igual que por el museo etnográfico municipal.

Tanto los museos como el mirador geológico, por otro lado, forman parte de los recorridos para centros educativos que se organizan dentro del programa Proxectoterra, organizado por el Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia y cofinanciado por la Consellería de Medio Ambienete. Durante el pasado curso, por estos lugares pasaros siete excursiones -de dos días de duración cada una- en las que participaron unos 350 alumnos de enseñanza primaria y secundaria. Para este curso fueron solicitados nueve recorridos. El primer año que la comarca fue incluida en estos itinerarios hubo cuatro excursiones.

Todas estas actividades, junto con los diferentes recorridos turísticos organizados por los lugares de interés geológico de la comarca, figurarán en la memoria que los tres ayuntamientos presentarán en su momento a la Unesco para pedir el ingreso en la red mundial de geoparques.



lunes, 13 de marzo de 2017

«El abandono del rural perjudica a las plantas medicinales»


La USC editará un extenso estudio realizado por Moure sobre los usos curativos de la flora en la sierra de O Courel

FRANCISCO ALBO
QUIROGA / LA VOZ 12/03/2017 05:00

Licenciada en farmacia e investigadora de las plantas medicinales, María Moure Oteyza prepara desde hace años un extenso estudio sobre los usos curativos tradicionales de la flora de la sierra de O Courel. Hace poco tiempo llegó a un acuerdo con la Universidade de Santiago para la edición de esta obra, pero para que el proyecto se lleve a cabo hacen falta más apoyos. En la iniciativa colabora Antonio Rigueiro, director de la Estación Científica do Courel

-¿Qué se necesita para que pueda publicarse este libro?

-El problema es que la USC cuenta hoy con unos presupuestos muy limitados y la edición de esta obra tendrá un coste importante, así que se necesitará un apoyo económico externo para poder realizarla. Estamos contactando con diversas instituciones y fundaciones para intentar conseguir esta ayuda. La obra se publicaría en tres tomos y lleva muchas fotografías e ilustraciones, por lo que editarla resulta algo complicado.

-¿Es una obra para especialistas o para un público más amplio?

-En principio la planteé como una tesis doctoral, pero en los años que llevo trabajando con ella cambié de parecer y decidí convertirla en una obra de divulgación accesible a cualquier persona interesada. Eso supone un cambio de enfoque muy grande y es una de las razones por las que este trabajo se ha prolongado durante mucho tiempo

-¿Cuántos remedios tradicionales ha recogido?

-Más de doscientos que son aplicables para las personas y otros tantos para los animales. Pero la obra no consiste simplemente en un catálogo de plantas y de preparados medicinales. El foco no lo pongo en las plantas, sino ante todo en los habitantes de la sierra de O Courel. Mi papel es el de mera espectadora y transcribo literalmente todo lo que ellos me contaron acerca de las plantas, no solo sobre la preparación de remedios sino también rituales tradicionales, refranes, canciones, adivinanzas... El trabajo de campo, conviviendo con los vecinos de la sierra, duró dos años.

-¿Sus informantes fueron solo personas de edad avanzada o también los hay más jóvenes?

-Muchos de ellos fueron personas bastante mayores y algunas de ellas desgraciadamente ya han fallecido, porque empecé a recoger estas informaciones hace ya mucho tiempo. Pero también hubo muchas personas de mediana edad. No solo mujeres, que son normalmente las que mejor conservan estos saberes, sino también hombres.

-Muchas de las plantas usadas en estos remedios serán ahora especies protegidas.

-Algunas están casi al borde de la extinción. Es lo que sucede con la planta que en la sierra se llama xanzá, un tipo de genciana muy utilizada en la medicina popular de la sierra que solo se conserva en unos pocos lugares. Pero hay otras especies que antes eran mucho más comunes y que ahora es muy difícil encontrar en este territorio, como pasa con el árnica. El abandono del medio rural perjudica a estas plantas, porque ahora el monte no se desbroza como antes y casi no hay ganadería que ayude a limpiar el terreno. La maleza y las zarzas avanzan cada vez más y le quitan espacio a muchas especies, entre ellas las medicinales.

Un trabajo con pocos precedentes en Galicia

María Moure señala que su trabajo continúa y amplía el del libro El Caurel, sus plantas y sus habitantes, publicado por el biólogo Emilio Blanco en 1995.

-¿Qué diferencias hay entre la obra de Blanco y la suya?

-La de Blanco se encuadra en lo que se llama etnobotánica, que es el estudio de todo tipo de usos tradicionales de las plantas. El mío es de etnomedicina, es decir, que se especializa en los usos medicinales de la flora. Blanco dice en su libro que las plantas medicinales de O Courel están muy poco estudiadas y que habría que investigarlas mucho más. Eso es lo que yo he tratado de hacer.

-¿En Galicia se ha realizado otros estudios como el suyo?

-Hay algunos trabajos de etnomedicina, sobre todo de la Terra Chá, pero se centran en la descripción científica de las plantas y no en la cultura popular relacionada con ellas.

Talleres divulgativos

Durante los últimos años, María Moure ha divulgado sus estudios sobre la flora medicinal de O Courel mediante diversos cursillos, talleres y conferencias. Uno de ellos se enmarcó en una jornada sobre literatura gallega de tradición oral que organizó el pasado noviembre en Lugo la Asociación de Escritores en Lingua Galega. A la derecha, una colonia de xanzá (Gentiana lutea aurantiaca) en la sierra de Courel, donde su uso medicinal tiene gran tradición.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Cumbres nevadas en el último tramo de un invierno seco

Las zonas altas de O Courel y A Pobra do Brollón adquirieron un aspecto poco visto en los últimos mes
MONFORTE / LA VOZ 07/03/2017 05:00

Las nevadas caídas en las madrugadas del viernes y el sábado confirieron a las zonas más altas del sur lucense un aspecto que apenas se pudo ver este invierno. Quienes visitaron O Courel durante el fin de semana pudieron disfrutar de la espectacularidad que añadió la nieve a los paisajes de la sierra. Fue el caso de un grupo de excursionistas de la asociación Senderismo Galego -integrado por unas quince personas- que recorrieron el célebre bosque de la Devesa da Rogueira y subieron a la cima del monte Formigueiros, el más alto de la zona. En el primero de estos lugares coincidieron con otra excursión más numerosa -formada por cerca de noventa personas y siete guías-, organizada dentro de los itinerarios culturales de la Universidade de Vigo.

El biólogo monfortino Guillermo Díaz Aira, que participó en la primera de estas excursiones, señala que la Devesa da Rogueira mostró un aspecto que no es habitual ni siquiera cuando se registran nevadas en la zona. «Como non soprou moito vento, as pólas das árbores mantivéronse totalmente cubertas de neve e bosque víase moito máis atractivo», explica. El suelo quedó cubierto en toda esa zona de una capa de nieve de unos diez centímetros de grosor que resistió mucho tiempo sin derretirse, de forma que el terreno no estaba encharcado y enfangado como en otras ocasiones.

Otros lugares

La nieve también cubrió los parajes más elevados del vecino municipio de A Pobra do Brollón. Lugares como el Alto da Pedra, Catro Cabaleiros y la aldea de O Busto -todos ellos situados por encima de los mil metros de altura- presentaron una estampa que contrastaba fuertemente con la situación anticiclónica y la ausencia de precipitaciones de las semanas anteriores.

No obstante, para compensar de una forma significativa la escasez de agua del invierno y el otoño aún tendría que nevar y llover mucho más. Pese a las precipitaciones de los últimos días, según indica Guillermo Díaz, en la sierra de O Courel continúan secos muchos manantiales y hay arroyos que apenas llevan agua, algo muy poco común a estas alturas del año. «As fontes da Devesa da Rogueira manan dunha maneira máis ou menos normal, porque están nun lugar alto e nesa zona choveu e nevou bastante -señala-, pero hai moitas outras que non botan nada de auga ou moi pouca».

Pero para que vuelvan las precipitaciones a estos territorios habrá que esperar un tiempo. Según los pronósticos de Meteogalicia, el anticiclón y el tiempo seco seguirán predominando en el sur de la provincia al menos hasta el próximo martes.


viernes, 3 de marzo de 2017

Una mina romana hallada en un Courel todavía muy aislado

El yacimiento de A Toca fue descubierto hace cuarenta años entre importantes dificultades

FRANCISCO ALBO 
QUIROGA / LA VOZ 03/03/2017 05:00

El patrimonio arqueológico de la sierra de O Courel, aunque todavía está muy poco investigado, es hoy ampliamente conocido y forma parte de los atractivos turísticos del territorio. Eso era algo que estaba aún muy lejos de suceder hace cuarenta años. Fue en 1977 cuando se anunció el hallazgo de la mina aurífera de A Toca, actualmente considerada como uno de los grandes monumentos de la minería romana del sur lucense.

La primera noticia del hallazgo publicada en La Voz apareció a finales de julio de ese año.

La mina no era mencionada aún por su nombre. El hallazgo fue realizado por un equipo dirigido por el prestigioso arqueólogo jiennense José María Luzón Nogué, que durante unos años -entre 1975 y 1979- fue profesor agregado de la Universidade de Santiago. La información explicaba que los resultados científicos del descubrimiento se darían a conocer en un congreso arqueológico de ámbito nacional que debía celebrarse en Lugo a finales de septiembre de ese año.

Dos campañas

El hallazgo fue realizado en la primera de las dos campañas arqueológicas -la segunda fue en 1979- que fueron coordinadas en esa época en la sierra por Luzón Nogué y por Francisco Javier Sánchez-Palencia. Los resultados de las dos campañas se expusieron en un libro publicado en 1980 por el Ministerio de Cultura. Apareció en una colección sobre investigaciones arqueológicas bajo el título de El Caurel. Los autores del estudio señalaron que los trabajos de campo se habían realizado en medio de importantes dificultades debido al fuerte aislamiento que aún padecía por entonces la sierra. La única carretera asfaltada era la que enlaza Seoane y Folgoso con Quiroga, y la maleza hacía que muchas áreas de interés arqueológico fuesen casi o totalmente inaccesibles. Un incendio forestal que se produjo por entonces en la zona facilitó la labor de los arqueólogos, ya que puso al descubierto las construcciones de varios castros que de otra forma no habrían podido examinar de cerca. En otros casos hubo que utilizar fotografías aéreas para identificar estas estructuras.

Teléfono a 20 kilómetros

La información publicada en 1977 en este diario indicó que la primera campaña arqueológica tuvo cerca de un mes de duración y que los que tomaron parte en ella habían estado «prácticamente aislados» durante ese tiempo. Añadía que el pueblo más próximo con teléfono del que disponían los investigadores -sin precisar de cuál se trataba- estaba a unos veinte kilómetros del yacimiento.

Pese a estos problemas, las dos campañas sirvieron para poner al descubierto un patrimonio arqueológico de gran valor que hasta entonces era desconocido. Los investigadores apuntaron en el mencionado libro que estos trabajos había conseguido «incorporar a la arqueología de Galicia una zona de la que hasta la fecha no sabíamos prácticamente nada». Junto con la mina de A Toca se identificaron otras seis explotaciones mineras romanas, entre las que destacan las de Torubio y Millares. Fueron también catalogados veinticuatro castros y se puso de relieve la estrecha relación entre estas poblaciones y la antigua actividad minera. Los arqueólogos sugirieron que estos castros fueron habitados por trabajadores indígenas de las minas y legionarios que vigilaban el territorio.

Sin embargo, aunque este conjunto de yacimientos es hoy mucho mejor conocido que hace cuarenta años, desde entonces no avanzaron mucho las investigaciones arqueológicas sobre el terreno. La iniciativa más destacada fue la excavación parcial del castro de A Torre o de Sobredo, a mediados de los años 90. En otros yacimientos solo se han realizado de forma ocasional tareas de desbroce de la maleza.

Un patrimonio de gran valor para el futuro geoparque

La mina de A Toca y otros yacimientos arqueológicos de la sierra de O Courel que fueron estudiados por primera vez en las campañas de 1977 y 1979 están hoy señalizados e integrados en las rutas turísticas. Estos parajes forman actualmente parte de los recursos potenciales del parque geológico que pretenden crear los municipios de Folgoso do Courel, Quiroga y Ribas de Sil. Los rastros de la minería antigua son elementos de especial interés al diseñar los geoparques integrados en la red internacional que respalda la Unesco.

Los yacimientos arqueológicos no son el único aspecto del patrimonio de O Courel que comenzó a ser estudiado en profundidad en la década de los 70. En esa época, biólogos vinculados a la Universidade de Santiago empezaron a desarrollar también los modernos estudios científicos sobre la vegetación de la sierra, que tuvieron como único precedente los trabajos del sacerdote y botánico Baltasar Merino a principios del siglo XX.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2017/03/03/mina-romana-hallada-courel-aislado/0003_201703M3C5991.htm

viernes, 24 de febrero de 2017

O Courel rebajará un 90% el IBI a las familias numerosas

Dentro de un paquete de medidas de fomento de la natalidad

C.C. 
MONFORTE / LA VOZ 24/02/2017 05:00

El Ayuntamiento de Folgoso do Courel aplicará bonificaciones en el cobro del impuesto de bienes inmuebles (IBI) a familias numerosas y a los propietarios de inmuebles utilizados como granjas o para cualquier otra actividad económica considerada de interés público. Estas medidas forman parte de un paquete de medidas que persiguen frenar la despoblación del municipio, que incluye además subvenciones a la asociación de padres del colegio local y ayudas para la compra de libros de texto.

Los cambios que quiere aplicar el Ayuntamiento en el IBI incluyen dos tipos de bonificaciones. Una que supone una rebaja del 95% para los inmuebles utilizados para explotaciones agrícolas o ganaderas o cualquier otro tipo de actividad económica que sean declaradas de especial interés por el Ayuntamiento. La segunda rebaja será del 90%, y la podrán pedir los propietarios que formen parte de familias numerosas.

Estas propuestas serán presentadas por el grupo municipal del PP en el pleno que está convocado para hoy. Incluyen también, entre otras medidas, la aprobación de subvenciones por valor de 500 euros al colegio Poeta Uxío Novoneyra y de 2.500 euros para la asociación de padres de este centro. Este año habrá también una partida de 2.500 euros para el fomento de la natalidad y otra de 1.500 euros para la compra de libros de texto y material escolar en educación infantil

viernes, 27 de enero de 2017

Llega el centenario del primer botánico de la sierra de O Courel

En 1917 falleció Baltasar Merino, que reveló la excepcional riqueza de la vegetación de este territorio

FRANCISCO ALBO 
MONFORTE / LA VOZ 27/01/2017 05:00


El próximo 3 de junio se cumplirá un siglo del fallecimiento del sacerdote jesuita y botánico Baltasar Merino y Román, el primer científico que estudió la flora de la sierra de O Courel y que llamó la atención sobre el excepcional valor del bosque de la Devesa da Rogueira. Este año se cumple también un siglo desde la aparición de la última publicación de Merino, Adiciones a la flora de Galicia. Este libro es un complemento de la obra más importante del investigador, la Flora descriptiva e ilustrada de Galicia, que fue editada en tres volúmenes entre 1905 y 1909. Este importante trabajo fue reeditado en facsímil por La Voz de Galicia en 1980. Junto con otras obras de este autor, además, fue digitalizada en su totalidad y editada en el portal del Real Jardín Botánico de Madrid.

La Flora descriptiva de Merino no fue la primera obra dedicada al estudio general de la vegetación del territorio gallego. Con anterioridad, en 1852, había aparecido el Ensayo de una flora fanerogámica gallega, del catalán José Planellas Giralt, catedrático de historia natural de la Universidade de Santiago. Sin embargo, esta obra está más enfocada al uso medicinal de las plantas que al estudio científico de la flora y, según indican diversos especialistas, ofrece un valor muy limitado. La obra de Merino, por el contrario, destaca por su rigor y su calidad y ha servido de base para muchos otros investigadores. También figura entre las principales fuentes utilizadas desde entonces para elaborar los mayores inventarios de la flora ibérica y europea.

Numerosas citas

En la obra de Merino fueron catalogadas en total 1.854 especies de plantas que el investigador identificó en sus recorridos por Galicia. En una gran parte de los casos, él fue quien las describió por primera vez en este territorio. Los tres tomos de la Flora descriptiva contienen en total 177 referencias a la vegetación de la sierra de O Courel, que también aparece en las Adiciones a la flora de Galicia y en otro trabajo que el científico publicó bajo el título de Viajes de herborización por Galicia en los años 1900 y 1901. Cabe señalar que el científico utilizó siempre la forma Courel y no Caurel. En sus visitas recorrió territorios vecinos, como la sierra de O Incio y el valle del Lóuzara, del que también destacó su riqueza botánica.

Como hizo en otras partes de Galicia, Baltasar Merino realizó sus viajes por por O Courel a lomos de caballerías y hospedándose en las casas de los párrocos locales. En sus diferentes obras llamó la atención sobre la gran diversidad de especies vegetales que se pueden encontrar en este territorio, donde con anterioridad a él no se había llevado a cabo prácticamente ningún estudio científico, ni en botánica ni en otras disciplinas. Una buena parte de las plantas que describió en la sierra fueron localizadas en la Devesa da Rogueira, que definió en Viajes de herborización como «conjunto de maravillas» y como «aquella selva que, contando siglos de vida, conservaba como nuevas las galas de su primera edad». Con todo, lamentó no haber podido estudiar más extensamente este bosque, debido a las dificultades de acceso y al fuerte aislamiento que por entonces padecía la zona.

Una vocación tardía que empezó con la observación meteorológica

Aunque destacó ante todo por sus investigaciones en el terreno de la botánica, Baltasar Merino se interesó por esta actividad científica ya bien entrado en la edad adulta. Tenía 37 años cuando fue destinado al colegio de jesuitas de A Guarda -hoy abandonado- y empezó realizando observaciones meteorológicas, sobre las que publicó diversos trabajos. A partir de ahí se interesó por la botánica. Su primer estudio en este campo, Algunas plantas raras que crecen espontáneamente en las cercanías de La Guardia, apareció en 1895.

Las investigaciones de Merino lo llevaron a relacionarse con el célebre naturalista gallego Víctor López Seoane y con otros científicos de la época. En sus recorridos por Galicia reunió un herbario con miles de ejemplares que hoy está disperso en diferentes instituciones.

De Burgos a América y a Galicia

Nacido en 1845 en Lerma, en la provincia de Burgos, Baltasar Merino ingresó en la orden jesuita cuando contaba solo 15 años de edad. Cursó primeramente estudios de filosofía y cuando los terminó fue enviado a La Habana para enseñar retórica en un centro educativo de esta compañía religiosa, donde permaneció tres años. Después estudió teología en Baltimore, en el estado norteamericano de Maryland. Cuando se completó su ordenación fue nombrado profesor en un seminario de Puerto Rico. Su salud no soportó el clima de la isla y fue destinado finalmente a un colegio de A Guarda. En esta localidad residiría el resto de su vida, desarrollando una intensa actividad científica que lo llevó a recorrer gran parte del territorio gallego

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2017/01/27/llega-centenario-primer-botanico-sierra-courel/0003_201701M27C12991.htm

El Ayuntamiento de O Courel prepara un plan de ayudas para incentivar la natalidad

El gobierno local pretende incluirlo en los presupuestos de este año

QUIROGA / LA VOZ 27/01/2017 05:00

El gobierno local de Folgoso do Courel prepara un programa de fomento de la natalidad en el municipio que comprenderá ayudas directas a las familias y que se pretende incluir en los presupuestos de este año. La medida fue anunciada por la alcaldesa Dolores Castro, quien afirmó además que en breve plazo se abrirá en el municipio una pequeña guardería habilitada por la Xunta para cuya apertura se dieron «todas as facilidades» por parte del Ayuntamiento.

Por lo que respecta al plan de ayudas para familias, la regidora señala que su objetivo es «loitar contra o despoboamento que está a sufrir O Courel» y «evitar o estancamento e a caída demográfica» mediante la incentivación de la natalidad y de conciliación familiar. Según el último censo del Instituto Nacional de Estadística -con datos correspondientes al 1 de enero del 2016-, el municipio cuenta en la actualidad con 1.060 habitantes.

Apoyo a emprendedores

Por otro lado, Dolores Castro señaló que gobierno municipal está ultimando igualmente una línea de ayudas para nuevos emprendedores -especialmente los encuadrados en el sector de la transformación- que pongan en marcha iniciativas para aprovechar los recursos propios del municipio.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2017/01/27/ayuntamiento-courel-prepara-plan-ayudas-incentivar-natalidad/0003_201701M27C4993.htm